Salvador Rodríguez López

Los empresarios de Aguascalientes, en voz de su dirigente Pedro Gutiérrez Romo, aceptan pagar más impuestos, siempre y cuando “no sean administrados por la Federación”, ya que a la hora que se hace la repartición nacional no hay equidad y menos un reconocimiento para quienes recaudaron más.

Afirmó que las reducciones a las partidas federales afectarán en 2020 los planes y programas de la entidad, por lo que conscientes de que la única salida para evitar el estancamiento o retroceso es crear nuevas cargas tributarias, dan el visto bueno a ese propósito, pero debe llevar un “candado” que evite la injerencia del centro para que sea aquí en donde se le de un destino.

El pasado 22 de octubre se dio a conocer a través de El Heraldo el planteamiento del titular de finanzas, Jaime González, que ante la baja de recursos que habrá en el próximo ciclo fiscal, considera unos ajustes a la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2020 del estado y así estar en posibilidades de enfrentar este boquete presupuestario.

La cuestión gravita en que el paquete económico se sustenta en parte con lo que la Federación aportará y si hay una reducción, como es el caso, mete en un brete a los encargados de distribuir el gasto público, que tienen dos opciones: posponer o cancelar diversos proyectos, o promover la generación de gabelas locales, inclinándose en esta ocasión por esto último.

El secretario de Hacienda propuso a los titulares de finanzas estatales que reimplanten el cobro de la tenencia, sin embargo en el caso local el gobernador Martín Orozco Sandoval rechazó esta idea, por lo que habrá que buscar otras fuentes para recabar mil millones de pesos, que es lo que dejará de percibirse, además de aplicar medidas de austeridad en diversos renglones gastándose sólo lo necesario.

Entre las posibilidades están los impuestos verdes que ya se cobran en otras partes del país y que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente, lo mismo impuestos celulares que podrían pagar los profesionistas para ejercer su labor, que sería algo similar al ISR, sólo que a nivel local.

En respuesta, Gutiérrez Romo, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes (CCEA), señaló que están de acuerdo en hacer un esfuerzo, pero cuidando que la administración y el uso de los recursos sea en la misma entidad, al estar comprobado que hay estados que tienen una alta recaudación y a la hora de que les retribuyen sólo es en una parte mínima, llegándose el caso que los mandan a los últimos lugares de las partidas federales.

Hay disposición de cooperar sólo si se garantiza que todo lo que se obtenga se destinará a mejores servicios e infraestructura, “y si son impuestos estatales o municipales, sí”, sostuvo, al considerar que es una forma de cooperar, además de que el ingreso y su destino sea mediante una auditoría ciudadana.

Lo único que no se ha establecido es si los nuevos impuestos serán por un tiempo determinado o se quedarán de manera indefinida, no vaya a pasar lo que con la tenencia vehicular, que nació en 1962  con carácter temporal para financiar la organización de los Juegos Olímpicos de México 68, esto durante el gobierno de Adolfo López Mateos, y se quedó hasta 2012 cuando el Congreso de la Unión decretó su desaparición. Después de López Mateos fue utilizado por espacio de ocho sexenios – de Gustavo Díaz Ordaz hasta Felipe Calderón – como parte del ingreso federal y para evitar protestas, desde la década de los 70 se entregó un 30% de lo recaudado a estados y municipios. Calderón prometió en campaña que eliminaría ese cobro, pero ya en funciones dejó en libertad a cada entidad de aplicarlo o no, que la mayoría lo cambió por un pago de “refrendo” o de subsidio sujeto a que estén al corriente en otros pagos fiscales. Hasta la fecha sólo Guanajuato lo aplica directamente.

AVANCE PUNTUAL

La creación de empleos es la mejor muestra de que, pese a la debilidad que presenta la economía del país, Aguascalientes mantiene un paso favorable, de lo que dan cuenta el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inegi) y el Observatorio Económico “México, ¿cómo vamos?”, al destacar que está entre las 10 entidades que tienen un crecimiento sostenido, y que ocupa el segundo lugar en la generación de puestos de trabajo, respectivamente.

Con datos del Producto Interno Bruto (PIB), correspondiente al tercer trimestre del año, el Inegi destaca que desde el punto de vista económico 22 estados se encuentran en una situación cambiable, ya que a unos les ha afectado más el estancamiento económico global, a otros el impacto petrolero o la caída en las ventas al exterior y de la inversión, o por problemas laborales en el sector minero.

Lo contrario ocurre en Aguascalientes, donde se ha logrado mantener el ritmo de crecimiento con 53 mil 108 plazas nuevas, que lo ubica en el segundo lugar nacional con mayor número de empleos generados al cierre del tercer trimestre de 2019.

En estas condiciones, la cifra de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llega a 332 mil 909 personas, que refleja el esfuerzo del sector patronal para mantener el ritmo de desarrollo de sus empresas, lo cual beneficia a la sociedad en su conjunto y fija la labor articuladora del gobierno del estado, mediante diversos programas para apuntalar la inversión establecida y la que anuncia su llegada.

En la actual administración la labor de apuntalamiento económico ha conseguido la captación de inversión que origina más y mejores trabajos formales y parte de ellos de alto perfil, por lo que el reto es mantener esta regularidad, lo que en gran medida será posible con el apoyo de los empresarios que con notorio entusiasmo participan en las ferias del empleo que han tenido lugar en estos tres años. A través del Servicio del Empleo se han efectuado 23 ferias, lográndose colocar a 3 mil 997 solicitantes en puestos formales, propósito en el que han participado 647 firmas que le dieron la oportunidad a quienes buscaban colocarse en actividades diversas y con distintos grados de escolaridad y áreas de conocimientos.

La visión oficial es que por cada persona que obtiene un espacio en el sistema productivo es una familia que le modificará su condición de vida, ya que además de contar con la seguridad económica el núcleo familiar queda adscrito a la seguridad social, que es otro elemento de suma importancia para avanzar por la senda del mejoramiento colectivo.

En estas condiciones se han incorporado hombres, mujeres, jóvenes, personas con alguna discapacidad y adultos mayores, que han encontrado una nueva opción de vida, en la que por sí mismos puedan salir adelante al aprovechar las situaciones favorables que proporciona la administración pública.