La reelección no es buena para ninguna institución, consideró el presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez, al señalar que el próximo 23 de julio concluye su periodo de 4 años en el cargo y no le interesa repetir.
Aseguró que frente al término de su ciclo, los siete magistrados que integran el pleno del Supremo Tribunal de Justicia se preparan para llevar a cabo la sesión privada en la que decidirán quién lo relevará al frente de la autoridad jurisdiccional.
Esto es bajo reglas que garantizan absoluta autonomía respecto de los poderes Ejecutivo y Legislativo, así como la libertad para expresar el deseo de ser votado a la Presidencia presentando un proyecto al resto de los magistrados.
“Es la forma en como se decidirá quién manejará los destinos del Poder Judicial del Estado para el siguiente ciclo de cuatro años, y lo cual se cumple además bajo la emisión de un voto directo y secreto”.
En entrevista, Ponce Sánchez dijo que a dicha sesión se puede convocar en cualquier momento antes del mes de julio, ya que se trata de un procedimiento interno y por lo tanto el acuerdo entre los 7 perfiles que tienen posibilidad de presidir el PJE, se da al seno de la propia institución.
En ese sentido, dijo que dadas las reglas, no hay cabildeos, ni propaganda interna o externa, sino que en la sesión privada los interesados presentan un plan de trabajo y los demás lo analizan, evalúan y deciden por quién votar.
Puntualizó que de los siete magistrados él se excluye porque no le interesa reelegirse en el cargo, de tal manera que entre los seis restantes será como se determine al nuevo presidente, donde incluso podría repetir Fernando González de Luna.
Sobre ello, explicó que pese a haber sido presidente en la administración anterior, la ley no le impide presentar un proyecto de trabajo para buscar ser electo por un nuevo periodo adicional.
Finalmente, destacó que vivimos un momento en que la mujer ha tenido un enorme impulso y reconoció la capacidad de ellas en todas las áreas, de tal manera que al haber dos mujeres en el pleno del STJ, la oportunidad es en igualdad de circunstancias para todos sus integrantes.