Coparmex Aguascalientes se sumó a la inquietud de las autoridades estatales en el sentido de no tener respuesta por parte del Gobierno de Jalisco ante los hechos delictivos, aparatosos y sangrientos, que se están suscitando en la frontera con Aguascalientes.
Son sucesos que afectan gravemente a la zona de Los Altos y amenazan a Aguascalientes, sostuvo su presidente, Raúl González Alonso, al referir que la delegación de Coparmex en Encarnación de Díaz reconoce que su gobernador no está interesado en atender la criminalidad en la región.
En conferencia de prensa, el líder del patronato sindical reconoció el refuerzo en la coordinación entre corporaciones policiacas en Aguascalientes y también respecto del gobierno de Zacatecas, lo cual derivó en la aprehensión de un líder criminal del grupo delictivo “Los Talibanes”, como se informó este fin de semana.
No obstante, sigue pendiente la coordinación con el Gobierno de Jalisco que, si antes no atendió el asunto, ahora cuando está por terminar su ejercicio constitucional, parece que menos interés tiene en lo que sucede aquí.
En ese sentido, llamó a las autoridades estatales a no bajar la guardia y esforzarse por tener “amurallada” la entidad en la medida de lo posible, pues no hay forma de avanzar en el combate delictivo que acecha en la frontera con Jalisco.
Consideró lamentable que la frontera entre Aguascalientes y Jalisco se haya convertido en un escenario de tantos sinsabores para la población de ambas entidades y mientras aquí se hace todo lo posible por contener el acecho delictivo, en territorio jalisciense, no hay autoridad que se inmute ni mucho menos se esfuerce por dar soluciones.
Al respecto, comentó que el virtual gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro, es quien está volteando a ver la zona de Los Altos y de hecho ya estuvo en Encarnación de Díaz con los socios Coparmex, comprometiéndose a reforzar labores de seguridad apenas rinda protesta como mandatario estatal.
“Es la esperanza que se tiene, lo cual sucederá en los próximos meses, pero mientras tanto el escenario se ha convertido en tierra de nadie, donde Aguascalientes tendrá que poner su mejor empeño ante la ausencia de autoridades jaliscienses en esta región”.

¡Participa con tu opinión!