La tercera causa de consulta en las salas de urgencias de la delegación del IMSS, corresponde a niños que han sufrido algún tipo de accidente. Esta proporción se incrementa un 10% durante las vacaciones escolares, advirtió el coordinador de Atención Médica de segundo nivel en esta delegación, Juan Mosqueda Hernández.
Tras asegurar que un tercio de los percances en niños ocurren en el hogar, dijo que las lesiones por accidentes representan la primera causa de muertes en menores de 14 años, destacando que el grupo más vulnerable es el de cero a cuatro años, toda vez que del total de niños que mueren por un accidente, siete de cada 10 entran en este rango de edad. El médico observó que según las estadísticas, el 44% de los niños de cero a seis años ha sufrido algún accidente en su vida; 90% de los cuales son prevenibles y potencialmente evitables.
Entre los accidentes más frecuentes en el hogar se encuentran las quemaduras por fuego, sofocación, ahogamiento por agua u objetos, caídas y envenenamientos.
Es necesario e incluso vital extremar precauciones dentro del hogar, sobre todo cuando los niños están de vacaciones, en los puntos específicos donde se maneja agua, fuego o sustancias tóxicas, tales como la cocina, el baño, piscinas, bañeras, parrillas, debajo de los fregaderos, cocheras, patios y jardines, gabinetes o bolsas con químicos.
Para evitar caídas, los cuidados deben extremarse en escaleras, ventanas y pisos resbalosos.
Estimó que prácticamente el 80% de los accidentes que se atienden en el IMSS presentan como factor de riesgo la ausencia de los padres, al dejar a los niños solos en casa mientras ellos trabajan.
El 40% de la población infantil adscrita al Seguro Social permanece en casa durante las vacaciones, sin la supervisión de un adulto. Esto sitúa a los menores en condiciones de vulnerabilidad, no sólo para accidentes en casa, sino también para desarrollar obesidad, abuso sexual, violencia social y algunas adicciones.
Ante esta realidad social, médicos y trabajadoras sociales recomiendan a la población tener a la mano los números telefónicos de los servicios de emergencia, de los centros de trabajo de los padres, de vecinos y del médico de cabecera del menor.
Además, se sugiere que los integrantes de la familia conozcan bases de primeros auxilios y dispongan en casa de un botiquín médico.
El IMSS en Aguascalientes atiende diariamente cerca de tres mil urgencias en general.

¡Participa con tu opinión!