La Comisión Estatal de Derechos Humanos no ha recibido quejas en torno a lo que ocurre al interior de la Escuela Normal Rural Justo Sierra Méndez de Cañada Honda, sobre todo en cuanto a “novatadas” a las alumnas de primer ingreso. El ombudsman José Asunción Gutiérrez Padilla, destacó que realizaron una visita sin haber detectado ninguna irregularidad y resaltó que estas revisiones continuarán.

El presidente de la CEDHA comentó que tras la denuncia hecha en redes sociales en contra de la Normal de Cañada Honda, este jueves realizaron una supervisión a dicho plantel educativo e incluso tuvieron acceso a los dormitorios y al comedor de las alumnas, además de haber entrevistado a por lo menos 18 alumnas del primer año, donde ahora hay 3 grupos, el A, B y el C, y las estudiantes manifestaron que no ha pasado nada o no han querido decir nada hasta el momento.

Indicó que acudieron con el psicólogo y el trabajador social de la misma Comisión para ver si detectaban algo más y en los dormitorios encontraron todo normal, sin descartar que no existan problemas. “Las alumnas estaban de buen ánimo, bromeando. Las entrevistas han sido voluntarias. El primer día estaban en un laboratorio de matemáticas y de ahí les pedimos a 15 muchachas de primer año, que nos permitieran entrevistarlas y no hemos obtenido quejas”.

Detalló que en la revisión encontraron a dos alumnas, una contracturada y una más con un problema en un tobillo, quienes manifestaron que ello les ocurrió haciendo deporte el fin de semana. “Nos hemos entrevistado con la enfermera, no ha atendido a nadie. (Nos entrevistamos) con el médico y el psicólogo y con el personal académico. Las alumnas manifiestan que no ha pasado nada”.

A pesar de lo anterior, Gutiérrez Padilla dijo que en esta ocasión acudirán nuevamente este sábado a dicha institución educativa, más con el ánimo de que no ocurran cosas, que buscar emitir recomendaciones. Asimismo, reconoció que pudieron establecer contacto con el papá de una de las quejosas, quien ofreció incluso acudir a la Comisión Estatal de Derechos Humanos a poner una queja y están a la espera de la misma.