Benito Jiménez
Agencia Reforma

CUIDAD DE MÉXICO.- Para la defensa de Elba Esther Gordillo, la Procuraduría General de la República (PGR) confirma que no existe ninguna acusación adicional en curso en contra de la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) distintas a las que la mantuvieron presa.
Grupo REFORMA publicó el sábado que un juez negó a Gordillo un amparo para que sus abogados accedieran a posibles carpetas de investigación abiertas en contra de la ex líder del SNTE.
Sin embargo, para Marco Antonio del Toro, abogado de Elba Esther Gordillo, el fallo tiene otra interpretación.
“Lo cierto es que en esa sentencia de amparo, dictada por el Juez Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, lo que se resolvió fue que la PGR confirmó la inexistencia de investigaciones penales en contra de la maestra Gordillo.
“Razón por la cual no puede darse acceso a sus abogados a lo que simplemente no existe. De ahí, que dicho amparo conocido coloquialmente como ‘buscador’ tuviera ese desenlace que es lógico y que continúa ahora en revisión”, indicó el abogado penalista en un comunicado.
“Lo rescatable (con la negativa de amparo) es que la PGR confirmó ante el juzgador la inexistencia de asunto penal alguno”, añadió.
La PGR tiene abiertas dos averiguaciones previas por defraudación fiscal contra Gordillo, pero no carpetas de investigación.
José Luis de León Cruz, Juez Segundo de Distrito en Amparo Penal, negó la protección de la justicia a Gordillo al estimar que la negativa de acceso de la PGR se encuentra debidamente fundamentada, pues se le informó que no tiene calidad de indiciada.
No obstante, la PGR, en su respuesta fechada el 18 de mayo, no confirmó que haya o no una carpeta de investigación contra la maestra.
“No se prejuzga sobre la existencia o no de una investigación en la que se tenga el carácter de imputada o relacionada”, dice la respuesta de la PGR.
Gordillo impugnó la negativa de este amparo y el recurso de revisión fue turnado al Noveno Tribunal Colegiado Penal de la Ciudad de México.
La maestra fue capturada en el aeropuerto de Toluca el 26 de febrero de 2016 con base en una orden de aprehensión por delincuencia organizada y lavado de dinero, acusación de la que fue librada el pasado 7 de agosto, cuando un magistrado federal tiró todas los cargos que la PGR formuló en contra de ella.
Una vez que obtuvo la libertad, sólo le quedan pendientes dos averiguaciones previas en la PGR, ambas por presuntas defraudaciones fiscales de 2010 y 2011, una de ellas por 2 millones 680 mil pesos, según confirmó su abogado el pasado 15 de agosto.