Alejandra Ben¡tez
Agencia Reforma

Luis Alfonso Sosa, ex director técnico del San Luis, negó que le haya faltado al respeto a jugadores de la plantilla potosina y mucho menos al directivo del equipo, Alberto Marrero.

En declaraciones que realizó a ESPN, Sosa admitió que es «mal hablado» y que en muchas ocasiones utiliza palabras altisonantes para dirigirse a los integrantes de su equipo, pero sus expresiones nunca llevan la intención de faltar al respeto ni de ofender.

«Tengo 34 años de carrera como jugador y entrenador, y nunca he faltado al respeto a nadie. Siempre he sido una persona que sabe mantener muy clara esa línea. Por eso doy la cara, me desconcertó que dijeran que había faltado al respeto. Tengo la conciencia muy limpia», mencionó en la mesa del programa deportivo Futbol Picante.

Sosa también dijo que jamás le dijo «putos» a algunos de sus jugadores en el vestidor, tal y como se dio a conocer en alguna filtración hecha en redes sociales. Mencionó que el día que lo despidieron, en la oficina de la directiva le indicaron que un artículo periodístico había hecho ruido en Madrid porque se mencionaba que sus jugadores lo acusaban de discriminación.

Explicó que no hubo investigación alguna y que su honorabilidad no debe estar en duda porque la gente que lo conoce sabe como se maneja y la educación que siempre ha mostrado.

Cuando se le insistió sobre la posibilidad de haber ofendido a alguno de sus jugadores al hablar de su preferencia sexual, dijo que jamás se presentó algo así.

«A mí no me importa si son homosexuales, es algo completamente fuera de lugar, soy mal hablado, puedo decir no seamos hijos de tal por cual, pero el mensaje que yo mando es despertar, no ofender», detalló.

Admitió que la dirigencia le cuestionó porqué no alineaba a Leandro Torres y Ricardo Centurión, pero lo consideró normal.

«A Centurión le dije que no lo veía dando más, y sí sabía de sus antecedentes», destacó.