Nicolle comienza su juventud

Nicolle Arenas Ornelas protagonizó una tarde de cuento de princesas, al celebrar su décimo quinto aniversario de vida.
Estuvo acompañada de sus seres queridos al momento de recibir la bendición de Dios, en esta nueva etapa de las ilusiones.
La misa de acción de gracias fue realizada en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, acompañada de sus padres: Alma Ornelas y Nicolás Arenas, y especialmente de sus padrinos, Óscar Ornelas y Pili Esparza, quienes se mostraron agradecidos por formar parte de dicho festejo conmemorativo para la festejada.
Posterior a la misa de acción de gracias se efectuó un brindis en honor a la quinceañera en el Salón El Huizache, donde degustaron de una comida especial para la ocasión, y rodeada de todas sus amistades, tuvo una velada inolvidable.