Por Eduardo Piña ( Agencia Informativa Conacyt)

Posando con sus largas alas extendidas en los rincones oscuros, esta palomilla de hábitos nocturnos que lleva por nombre científico Ascalapha odorata, se le ha relacionado desde tiempos prehispánicos con la muerte y malos presagios.

Adolfo Ibarra Vázquez, curador de la colección de lepidópteros en la Colección Nacional de Insectos (CNIN) del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM) explica en entrevista para Agencia Informativa Conacyt (AGN) que este insecto “Ni es ratón y tampoco viejo”, es simplemente una mariposa que pese a su gran tamaño que llega a ser de 15 centímetros de envergadura es inofensiva y de encontrarte con un ejemplar de estas características no pasará nada malo ni morirá alguien cercano.

Comenta el curador que desafortunadamente este insecto es atacado y en algunas ocasiones terminan con su vida, ya que las personas tienen un miedo irracional hacia él, lo mejor que se puede hacer es dejarlo en paz o abrir las ventanas en caso de que se encuentre en tu hogar, de esta manera la mariposa saldrá por su propia cuenta cuando tenga la necesidad de alimentarse.

(Entrada publicada originalmente en http://www.cienciamx.com/index.php/derribando-mitos/5359-es-de-mala-suerte-la-mariposa-conocida-como-raton-viejo)