María Aleyda Angel García 
Agencia Reforma

CDMX.- Con más de 17 mil millones de horas de contenido escuchado y una audiencia de podcasts que se ha duplicado desde el año pasado, la apuesta de Spotify por este tipo de contenidos sigue adelante. Y como si fuera Netflix con sus series, Claudio Quiroz, Lorenzo ‘Renzo’ Grajales, Miguel ‘Asher’ Sandoval y Mariano ‘Punisher’ Latapí son los encargados de dar vida a Nrdware, el primer podcast original de Spotify en México.

«Creo que hay mucha gente que va a aprender qué tal vez por aquí hay una manera de hacer podcast, y eso está interesante», dijo Asher.

Renzo, Asher, Punisher y Quiroz se conocen desde hace muchos años, así como también los seguidores de la cultura geek en México han sabido de ellos desde hace al menos 10 años. Juntos o manera individual, los cuatro geeks han sido periodistas de videojuegos, agentes de relaciones públicas, organizadores de festivales de música gamer o fundadores de blogs sobre tecnología.

«Creo que la última vez que estuvimos en algo juntos fue hace 10 años, aproximadamente, y siempre habíamos tenido la idea de hacer algo, pero todos teníamos un trabajo diferente, hasta que hubo un acercamiento con Spotify, quienes nos dijeron: ‘oigan, vamos a empezar a producir podcasts originales y nos gustaría que ustedes fueran la parte geek'», dijo ‘Renzo’ Grajales.

En Nrdware, podcast cuya primera temporada constará de 24 episodios, los cuatro conductores hablan sobre cultura pop, videojuegos, cómics, noticias y hasta juguetes, en un formato relajado y en ocasiones, con invitados especiales. Los episodios se publican semanalmente en Spotify, con una facilidad que dista mucho del escenario que vivían los conductores cuando intentaban hacer podcasts hace años.

«Era muy complicado, en ese entonces usábamos uStream para stremear, y hace 10 años había mil personas viéndonos en vivo en una plataforma súper complicada», recordó ‘Renzo’.

Las cosas son muy distintas desde que en 2005, por ejemplo, Apple introdujo Podcasts dentro de su plataforma iTunes. Solo en esa plataforma, por ejemplo, la empresa reporta ahora tener más de 500 mil shows de audio disponibles para los usuarios.

Por su parte, Spotity tiene ya más de 232 millones de usuarios globales, y predice que 20 por ciento del contenido escuchado en su plataforma vendrá por podcasts. La startup compró este año la plataformas Gimlet Media, Anchor y Pascast, todas ellas especializadas en podcasts, y espera invertir hasta 500 millones de dólares para continuar la expansión de su negocio de programas de audio.

Con Nrdware, Spotify planea seguir la estrategia que ya tiene en otros países. En junio, por ejemplo, firmó un contrato con Michelle y Barack Obama para producir podcasts para su plataforma.

«Hemos hablado de los juegos retro, como Crash, pero parece que los podcast también regresan, que era algo de los dos miles. Antes era más independiente, ahora hay una empresa detrás. No sé si sea por la nostalgia de la gente buscando las cosas viejas, pero claro, la nostalgia es un negocio», dijo Asher.

Tan solo en el último trimestre, Spotify sumó a su plataforma más de 30 mil podcasts nuevos, según su más reciente informe de resultados. Así que para Punisher, las posibilidades apenas comienzan.

«Hoy hay tantas oportunidades, pueden hacer podcast, pueden hacer video, pueden hacer Instagram, nunca ha habido más oportunidades para hacer contenido si quieren hacerse creadores de contenido pueden explorar múltiples ramos», dijo.

Mientras tanto, Quiroz, Asher, Punisher y Renzo continuarán hablando de la cultura con la que han crecido y vivido, y de las tecnologías que antes solo soñaban y ahora son realidad.

«Me gusta el tema de VR, lo veíamos en las películas y volvió. También el tema de cómo ha evolucionado la experiencia para consumir un videojuego de manera óptima, tanto con la consola como con una pantalla 4K con un sistema de audio, cómo cambió eso de estar sentado de chavo en una tele CRT, y lo mismo se refiere a la evolución de los gráficos, y que son accesibles para la gente, lo puedes experimentar», concluyó Quiroz.