Érika Hernández y Silvia Garduño
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los Mandatarios de México y Canadá coincidieron ayer, en conferencia conjunta desde Palacio Nacional, que impulsarán la modernización del TLC a través de la negociación y sin atender actitudes ríspidas.
“Será importante que este acuerdo sea positivo y bueno para las tres partes. No lo puede ser sólo para una parte ni podemos ser rehenes de una sola posición, queremos realmente lograr un buen acuerdo”, planteó el Presidente Enrique Peña.
“Yo, más allá de las versiones un tanto pesimistas o que buscan meter rispidez al proceso de negociación, estaría bien atento a lo que esté ocurriendo realmente en las mesas de negociación, cualquier otra expresión, cualquier otra posición que ocurra en esas mesas no deja de ser más que especulaciones”.
Al cuestionarles sobre el planteamiento de Estados Unidos de integrar una cláusula de expiración del TLC cada cinco años, el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, aseguró que su Gobierno no abandonará la mesa de negociación cuando se presenten propuestas con las que no coinciden.