Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.- El Obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, reveló que el fin de semana negoció con líderes de una organización de narcotraficantes de la Sierra.
En el encuentro –al que fue llevado en un helicóptero–, los capos le expusieron las condiciones que deben cumplir los candidatos para que no haya violencia de su parte en este proceso electoral.
“Una, que los candidatos no repartan dinero para comprar el voto y que mejor realicen obras en las comunidades como una calle.
“La otra gran petición que hicieron estas personas es que los candidatos cumplan con lo que prometen, porque después llegan al poder y se olvidan de la gente, y eso es lo que molesta”, indicó Rangel.
“Yo soy el Obispo, soy el pastor, yo tengo el derecho de hablar con quien sea, porque la Constitución no me restringe con quién debo hablar y con quién no”, expresó.
El Gobierno, agregó, nada resuelve sólo fumigando los plantíos de amapola en comunidades tan pobres.
“A mí eso me da tristeza, porque si ellos (el Gobierno) no le llevan un bocado a la boca, cuando menos que no se los quiten”, aseveró.

¡Participa con tu opinión!