El día de mañana los Rayos se meten a San Nicolás de los Garza en busca de los tres puntos que prácticamente aseguren su puesto en la liguilla; antes de parar por la última fecha FIFA del año, los dirigidos por Nacho Ambriz, buscan hacer otra hombrada parecida a la que se consiguió en el Estadio Azteca, este partido representará la penúltima jornada del actual torneo por lo que, a estas alturas, los puntos son de oro.

CÓMO LLEGAN
Comencemos por el equipo local, Tigres viene de jugar a media semana contra el Atlas en juego pendiente de la jornada número 8; por la famosa pantalla que invadía el terreno, sacó un empate con un hombre menos, además de una terrible lesión que se presentó en dicho encuentro cuando al arquero Ustari del Atlas se le salió la rodilla. En fin, todos estos aspectos pueden jugar en contra de los Tigres, desde lo físico hasta lo mental, por toda la presión que se tuvo en el encuentro.
Fuera de esto, los Tigres llegan más sólidos que nunca; parece ser que a los del Tuca les encanta despertar tarde en los campeonatos, por aquello de que los que cierran mejor ganan la liguilla. Llevan 4 partidos sin conocer la derrota en liga, con tres victorias y un empate, estos puntos lo han convertido en el sublíder general, sólo por detrás de Monterrey. En cuanto a sus números, los Tigres presumen la tercera mejor defensa del campeonato con sólo 14 goles recibidos, mientras que en la ofensiva son los mejores con 27 pepinos, es decir, Tigres es un cuadro balanceado que sabe atacar para guardar el 0 atrás. En el torneo sólo ha perdido dos encuentros, es difícil salir con el triunfo cuando se trata de los felinos. Como local están invictos en la temporada, de siete encuentros tienen 6 triunfos y sólo un empate, sin duda los del Tuca hacen pesar el Volcán que presume una de las aficiones más fieles y ruidosas de México.
Ahora hablemos del conjunto visitante, Necaxa. Llega con los ánimos al tope, después de sacar un triunfo inesperado ante América, golearon 5-0 a Lobos, para así hacer despertar a Barragán y González que se destaparon con doblete cada uno, con la fiesta a todo lo que da, llegan para asegurar su puesto en la fiesta grande, con sed de demostrar que pueden competirle a quien sea.
Con un torneo bastante parejo y regular, Necaxa es de los equipos más complicados del torneo: los juegos son apretados, donde no se regala nada, prueba de esto es la defensa de los Rayos, que es la segunda mejor del certamen con sólo doce goles recibidos. En la parte ofensiva le cuesta más trabajo, pues de no ser por los 5 que le clavaron a Lobos, estarían en las peores ofensivas, actualmente son el lugar once en este departamento con 18 goles. Como visitante tienen números parejos, en siete encuentros hay dos derrotas y dos victorias, más tres empates, digamos que son visitantes incómodos, pero no es la especialidad de la casa.

ANTECEDENTES
En torneos cortos se han enfrentado 28 ocasiones teniendo saldo favorable para los Rayos, con doce ganados por nueve de los Tigres y siete empates; hablando específicamente en territorio felino se han medido 14 veces, con seis triunfos Tigres, cuatro empates y cuatro para Necaxa, no es un amplio dominio, pero Tigres es mejor en su casa. De los últimos diez encuentros en cualquier campo, Necaxa tiene 4 triunfos, Tigres 3 y se han ido igualados en tres encuentros; el antecedente más fresco en el Volcán es el 0-2 que Necaxa sacó en su última visita el 15 de octubre del año pasado en el Apertura 2016.

JUGADORES CLAVE TIGRES: JAVIER AQUINO
Beckeles es un buen defensa, pero en algunos partidos ha sido el talón de Aquiles de la saga necaxista, es por esto que al jugar por esa banda, Javier Aquino tomará un papel vital en el juego, sus constantes desbordes que puedan terminar en jugadas de peligro para Tigres serán fundamentales a lo largo de los 90 minutos, sumado a la capacidad que tiene para recortar hacia dentro para disparar. El mexicano ha tenido un excelente torneo, buscará continuar afinado en vísperas de liguilla.

NECAXA: MARIO DE LUNA
El arsenal de Tigres es dominante, no será nada raro si los del norte tienen muchas oportunidades al frente, por ello es que De Luna será fundamental para hacer marca tanto en Vargas como en Gignac, así como ordenar a su defensa ante los constantes embates de los Tigres. También al ser visitante, la pelota parada juega un papel vital, será un arma importante tanto en la defensa como en el ataque en los saques desde la esquina.