Un partido para el olvido se llevó el día de ayer en la cancha del Estadio Victoria, los Rayos de Necaxa salieron a defender su título de Copa ante Tampico Madero, y después de un juego muy aburrido, los de Leaño lograron los tres puntos.
El camino por el bicampeonato ha iniciado para los Rayos de Aguascalientes, ya que al ser vigente campeón de Copa, Marcelo Michel Leaño tiene claro que este equipo peleará por obtener nuevamente este título, pero después de la actuación de anoche, está claro que hay muchas cosas que mejorar.
En la primera parte hubo muy pocas jugadas claras por parte de ambos equipos, la mayoría del tiempo se gastaba en atenciones médicas y en toques en el medio campo; la Jaiba Brava llegó a marcar dos goles que en ese momento fueron invalidados por una falta dudosa.
En la segunda mitad, los Rayos salieron más deseosos de marcar gol y llegaron a tener más tiempo el balón. Sin embargo, el equipo de Tamaulipas mantenía una defensa sólida que evitaba la aparición de jugadores como Daniel Álvarez y Martín Barragán.
El cambio casi obligado y muy efectivo, llegó al minuto 51; Michel Leaño le dio entrada a Claudio Riaño, quien hizo prácticamente su segundo debut con Necaxa después de estar fuera más de un año.
8 minutos después del ingreso de Riaño, un balón al área llegó a la cabeza de Claudio, quien no se desesperó y con un sutil toque acomodó el balón para que Martín Barragán rematara de volea y así marcara el único gol del encuentro.
El resto del encuentro no tuvo mucho qué destacar, ya que así como en el primer tiempo, pocas jugadas y un mal sabor de boca dejaron ambos cuadros para decretar el 1-0 a favor de los Rayos, quienes comparten la cima del grupo D junto a Pumas a falta del primer enfrentamiento entre estos dos equipos.

¡Participa con tu opinión!