Ayer al mediodía, la directiva de club Necaxa presentó de manera oficial a sus cuatro refuerzos para este Clausura 2018, en donde se destacaron las cualidades de los futbolistas y las razones por las que llegaron a un acuerdo con ellos.
Ventura Alvarado, Rubén González, Marcelo Allende y Gerson Torres, serán los nuevos jugadores que portarán la camiseta de Necaxa en lo que resta de la temporada 2017-18. Durante la presentación se destacó que se quieren reforzar varias líneas, así como ocupar espacios que dejaron jugadores clave como Manuel Iturra o Jesús Isijara.
Se espera que con la llegada de Ventura Alvarado, la competencia por la central necaxista con Mario de Luna y Lichnovsky sea de manera sana y viendo por el bien del equipo, además de que así ya se tiene un cambio cuando uno de los antes mencionados se ausente por lesión o alguna sanción, en lugar de recurrir a habilitar a Beckeles como central. Ventura es un futbolista con buena altura, corpulento y buena edad, con sus 25 años ya ha sido pieza fundamental en sus antiguos equipos, y se espera que en Necaxa logre una buena trayectoria.
Gerson Torres, de Costa Rica, con 20 años de edad, no ha logrado permanecer buen tiempo en algún equipo, pasando por América, Herediano y Belén FC; él toma como meta consolidarse en Aguascalientes para así despegar futbolísticamente apoyando de gran manera a los rayos; si bien su posición es la que dejó Iturra, no será el cambio natural del chileno, pero poco a poco si llega a responder con buen futbol, podría ser considerado en varios juegos.
Al único mexicano que ficharon en este mercado, es a Fernando Rubén González, el capitalino, perteneciente a Chivas, jugó gran parte en Coras Tepic, para así tener minutos y esperar a que un club de Primera División necesite de su juego; Necaxa será quien apueste por este joven de casi 24 años, y su polivalencia en el centro del campo puede ayudar mucho a los Rayos.
El fichaje que más llamó la atención, fue el del chileno, Marcelo Allende, bastante joven, de 18 años de edad, pinta como una perla chilena que pudo brillar en el mundial sub-17 del 2015, como capitán y goleador. Ahora con poca experiencia en el Arsenal, Marcelo regresa a nuestro continente para probar suerte en Aguascalientes, ya que como en Necaxa se les da bien los chilenos, éste jovencito pinta como un Isijara o un Puch, sólo que con mucha trayectoria por delante, aunque de igual manera él se encuentra positivo por enfrentar este reto, y ganarse el cariño de la afición necaxista.
Finalizando la presentación, el director deportivo, Hernández Lash, comentó que la llegada de Chumacero no se dio por complicaciones con el club y con sus agentes, y se está analizando la intervención de la Federación. De igual manera no negó la posibilidad de otro refuerzo para este torneo, aún no se habla de alguna posición o jugador en específico, pero a la plantilla aún no está cerrada.