Los Rayos del Necaxa se metieron al Estadio Cuauhtémoc y sacaron un empate de último minuto gracias a un gran gol de Martín Barragán, que había ingresado en la segunda parte.
Ignacio Ambriz alineó a Marcelo Barovero; Brayan Beckeles, Igor Lichnovsky, Mario de Luna, Miguel Ponce; Rubén González, Felipe Gallegos, Matías Fernández, Roberto Alvarado; Víctor Dávila y Carlos González.
Por su parte, Enrique Meza salió con Moisés Muñoz; Hugo Rodríguez, Alonso Zamora, Anderson Santamaría, Brayan Angulo; José Guerrero, Christian Marrugo, Alejandro Chumacero, Matheus Antunes; Francisco Acuña y Lucas Cavallini.
Los primeros minutos del encuentro fueron intensos, los dos equipos intentaron proponer y eso dio pie a que las llegadas se hicieran presentes. Puebla tuvo las primeras aproximaciones peligrosas pero Marcelo Barovero evitó la caída de su marco.
Necaxa empezó a tener la posesión de la pelota y le dio pausa a su juego para generar llegadas. Víctor Dávila lo intentó de cabeza tras un buen servicio del ‘Piojo’ Alvarado pero su remate se fue por un costado.
Con el pasar de los minutos, la intensidad fue bajando pero Necaxa fue explosivo y en pocos toques logró llegar al área rival. Felipe Gallegos y Carlos González lo intentaron con tiros desde fuera del área pero no fueron certeros.
Matías Fernández tomó una pelota desde tres cuartos de cancha y se sacudió a un par de rivales para impactar de lejos pero el tiro salió a un lado. Con el marcador empatado a ceros, el silbante decretó el final de los primeros 45 minutos.
Para la segunda mitad, los Rayos salieron con intensidad y llegaron con peligro temprano. Víctor Dávila y Carlos González se quedaron cerca pero Necaxa ya jugaba mejor que su rival.
Ambriz decidió modificar su sistema y envió al campo a Gustavo Culma, quien tomó el lugar de Víctor Dávila en ataque. El equipo de Aguascalientes se vio mejor y estuvo muy cerca de abrir la pizarra.
Tras una buena jugada en la que Carlos González le acomodó la pelota a Matías
Fernández con el pecho, el chileno sacó disparo potente que rechazó Muñoz, en el
rechace, Felipe Gallegos la había enviado al fondo de cabeza pero el asistente
levantó su bandera e invalidó la anotación.
Los locales encontraron la forma de abrir el marcador a diez minutos del final por
conducto de José Guerrero luego de una serie de rebotes en el área. La pelota le
quedó al 21 que venía de atrás e impactó para dejar sin oportunidad a Barovero.
Tras verse en desventaja en el marcador, ‘Nacho’ le dio ingreso a Martín Barragán
y retiró al ‘Oso’ González para tener más gente arriba y tratar de empatar el partido.
El cambio le dio frutos a Necaxa pues Martín Barragán anotó el tanto del empate al
90.
El recién ingresado tomó la pelota al borde del área rival y se abrió espacio para
disparar de zurda. Barragán la puso en el ángulo y dejó sin oportunidad a Muñoz,
con lo que le otorgó un punto a su equipo en el Estadio Cuauhtémoc. El próximo
sábado, los Rayos recibirán a Santos en el Estadio Victoria.