La penúltima jornada del torneo llegó al Victoria la noche de ayer, cuando los Rayos recibieron al Monterrey en el último juego de la campaña en Aguascalientes. Como ya es costumbre, la hinchada visitante fue mayoría y hubo una pequeña invasión regia que se hizo sentir en todo momento en la grada. Marcelo Barovero fue recibido con aplausos por parte de todos los aficionados, mientras que Hugo González fue abucheado por los aficionados rayados que no le perdonan la final perdida en contra de los Tigres.
El partido inició con un ritmo semi-lento, como ha sido costumbre en este torneo en los juegos en el Victoria, ninguno de los dos equipos tomó la iniciativa de manera importante buscando la portería contraria, sin embargo, no tardó en abrirse la pizarra en un tremendo error de la zaga local. Corría el minuto diez cuando llegó un centro desde la izquierda por parte de Pizarro a segundo palo, Mayorga no llegó a rechazar y la esférica le quedó a Dorlán Pabón que fusiló a Hugo González abriendo el marcador. Necaxa no tuvo reacción para empatar el partido, mientras que los Rayados con una propuesta bastante tímida se conformaron con la mínima ventaja. Al 18′ Dávila remató un tiro de esquina de manera defectuosa, el remate se fue por encima. Ya para finalizar la primera parte, Dávila le puso un pase bombeado a Francisco Córdova que de volea con la zurda intentó marcar el de la igualada, la pelota se fue apenas por fuera de la portería.
Necaxa salió más ofensivo a la segunda mitad, aunque sin ideas, trataban de hacer daño en el marco de Barovero. Al 53′ Mayorga dio el primer aviso con un disparo cruzado que Barovero atajó de gran manera. Fue hasta el 66′ que Facundo Castro tuvo una nueva oportunidad con un cabezazo que se fue por encima del marco. Rayados siguió con una postura defensiva esperando poder concretar un contragolpe, ahí cometió el error el equipo visitante al cederle la iniciativa a Necaxa. Al 72′ Brian Fernández ingresó al área rematando cruzado fuerte, Barovero rechazó de excelente manera, el rebote le cayó de nuevo al delantero argentino que centró a la llegada de Gallegos, quien de cabeza puso el empate en el partido. En los últimos minutos del encuentro se abrieron los espacios y Monterrey tuvo algunas opciones para llevarse los tres puntos del Victoria, pero Avilés Hurtado perdonó a Necaxa, terminando con un empate ante los más de once mil aficionados que asistieron al cotejo. Con este punto, Monterrey llega a 27 unidades y esperará resultados de la jornada de hoy para saber en qué posición queda, pero con Liguilla asegurada, mientras que los Rayos llegan a 13 puntos en el antepenúltimo lugar de la Tabla General.