Los Rayos han tenido un Clausura 2018 bipolar, el equipo marcha en la novena posición con nueve puntos, producto de 2 victorias, tres empates y dos derrotas; el equipo de Nacho Ambriz se ha mostrado irregular en lo que va del torneo, así como puede golear al León puede empatar de manera dramática con el Atlas. Aún no se ha encontrado una regularidad en los Rayos, esa que tanto se necesita en el futbol mexicano para mantenerse en los primeros ocho de la tabla en busca de un boleto a la liguilla.
Lo realmente impresionante es el total cambio que tienen los Rayos cuando juegan de locales y de visitantes; empezando por sus actuaciones en el Estadio Victoria, Necaxa ha dejado mucho que desear jugando en Aguascalientes, aún no conocen lo que es ganar en su propio estadio, han conseguido dos empates a 0 goles y una derrota ante Chivas, y por ello la gente ha mostrado su inconformidad con el desempeño del equipo en casa, y con toda razón ya que son el cuarto peor equipo del torneo cuando juega de local al registrar únicamente dos unidades, sólo por encima de Cruz Azul, Chivas y Veracruz quienes también tienen mal momento.
Lo increíble es que Necaxa es líder en cuanto a puntos conseguidos de visitante, así como le va mal a los Rayos de locales, cuando juegan de visita tienen grandes resultados, acumulan 7 unidades en 4 partidos, luego de dos victorias, un empate y solamente una derrota; lo más interesante es el desempeño que han mostrado fuera de casa, ya que mientras en el Victoria los juegos aburren y son sosos, cuando los Rayos pisan terreno ajeno se ve un equipo liberado, propositivo, intenso, en busca de anotar en todo momento. Grandes diferencias que ha tenido Necaxa en lo que va del Clausura 2018, el equipo tendrá que encontrar la manera de sacar más unidades como local para buscar un boleto a la liguilla.