nativitasItzel Vargas Rodríguez

Tal vez uno de los más grandes impactos que me causó comparar el entorno mexicano con uno externo europeo, fue observar la calidad de vida con la que se vivía. La relativa tranquilidad en las calles, los grandes, bellos y bien cuidados espacios públicos, que siendo parques o plazas eran muy visitados y respetados por sus ciudadanos. Me sorprendía analizar cuánto tiempo dedicaban al esparcimiento personal, a ir a correr o pasear el perro, y cuántas horas al trabajo, que en comparación a México son varias horas menos en general. También era curioso ver lo tremendamente exacto que era el transporte público, además de estar en excelentes condiciones y hasta con aire acondicionado. Eso acá podría ser un lujo. Pero también era curioso ver, cómo las ciudades crecían hacia arriba, en forma vertical, donde un gran porcentaje de la población vive en pequeños departamentos, sin grandes lujos pero cómodamente. Tener un carro es caro, porque hay que buscar aparcamiento y pagar por el mismo, por lo que sin distinción, la gente de todos los niveles socioeconómicos prefiere usar con frecuencia el transporte público. Y aunque el modo de vida en general es sencillo, pueden tener la opción de viajar varias veces al año, visitar nuevos lugares y darse uno que otro gusto. Eso en general, lo consideré como un buen nivel de vida, porque casi al tiempo de observar este entorno me acordaba del propio, uno donde reinan las desigualdades, donde los espacios públicos muchas veces se descuidan tanto por falta de constancia del gobierno, como del cuidado y respeto de la propia ciudadanía. Donde uno tiene que permanecer las ocho horas enteras en el trabajo, aun cuando no haya trabajo por hacer, donde pareciera pecado enfermarse de gripe, pedir permisos y tener percances y aun con todo, logramos estirar el tiempo lo más que podemos y sacamos en el día a día nuestras labores diarias.

Me viene a la mente esta impresión, que fue una de las primeras que tuve estando lejos de casa, porque con los problemas sociales que tiene México, vale la pena replantearse, cómo estamos en nivel de calidad de vida en general, en economía, empleo, seguridad… pero sobre todo, igualdad de oportunidades.

Hace poco platicaba con un amigo sobre los problemas sociales y políticos más recientes del país, de cómo en otros países se promovía el crecimiento de los pequeños y medianos comerciantes y cómo eso poco a poco regulaba las riquezas distribuidas entre los habitantes. Por ejemplo, no existen sólo dos o tres cadenas de cine sino diez o quince. E inevitablemente hicimos mención de la centralización de riquezas que no permite apertura a la competencia en México, mi amigo hizo triste e irónica mención de que el nuestro es “un país de monopolios”.

También hace poco tuve oportunidad de visitar un bazar organizado por el Gobierno del Estado y que básicamente reúne mucho del talento artesanal y emprendedor de muchos aguascalentenses, me llamó la atención la calidad de los productos, el realce de identidad local que cada productor coloca en lo que vende e inevitablemente llegué a la conclusión de que eso es lo que más se debe apoyar. Aquellos desempleados que viven en el campo y que decidieron aventurarse a producir cremas o remedios caseros de origen natural, y que en comparación a lo comercial, terminan asimilándose en precio. Aquellos que le ponen más cariño a lo que hacen en comparación a todo aquello que consumimos en serie.

Y sin lugar a dudas tener ese referente externo me hizo pensar además, que cuando la clase media es más vasta y extensa, mejor se equilibran las riquezas. Es mejor una población en la que la mayoría viva lo mejor posible, que seguir promoviendo el esquema en el que tantos tienen tan poco y pocos tienen tanto.

Ojalá que esta Navidad que se aproxima, cada casa de México pueda encontrar la paz y tranquilidad que anhela y ojalá que la mano del creador nos bendiga con su llegada para que las inequidades sociales pronto tengan fin, hace muchos años que pareciera que México no toca fondo, cayendo bajo…

Por lo pronto: ¡Feliz Navidad, disfrute mucho a los suyos!

______________________________________

itzelvargasrdz@gmail.com / @itzelvargasrdz

¡Participa con tu opinión!