Por invasión y cierre ilegal de calles en fraccionamientos citadinos, la Secretaría de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Aguascalientes ha retirado recientemente la infraestructura que obstruía la vía pública en Pilar Blanco, en Villas de Nuestra Señora de la Asunción y en Villa Montaña, a cuyos vecinos se les han aplicado sanciones entre los 1,500 y 20 mil pesos.

Jaime Gallo Camacho, titular de la Sedum, advirtió que desde el año 2015 existe un procedimiento denominado reglamento para urbanizaciones cerradas, sin embargo, establece requisitos difíciles de cumplir para aquéllos que quieren funcionar como un régimen de condominio sin serlo, como el pago por vivienda de un derecho anual por la cantidad de 7 mil a 12 mil pesos.

El funcionario aseveró que la decisión de la autoridad municipal no es facilitar el cierre de espacios públicos, pero si la población quiere emprender el proceso de cerrar una vialidad o evitar el acceso público, debe acercarse a la Sedum para asesorarlos y que no incurran en conflictos entre vecinos.

“Hasta el momento no existe ningún desarrollo habitacional que haya cumplido con todos los requisitos para amurallar su zona perimetral. En el fraccionamiento El Reencuentro se viven muchos conflictos, porque los vecinos invaden las áreas comunes, ya que ahí sí hay un régimen de condominio, pero no saben arreglar sus asuntos en lo privado, tal y como debiera ser”, comentó.

Sin embargo, la autoridad municipal se mantiene abierta para apoyar a la ciudadanía en sus situaciones. Comentó que el régimen de los condominios por su propia naturaleza se constituye con la característica de ser cerrados en la mayoría de los casos.

Aquellos que se constituyeron como fraccionamientos o que fueron desarrollos habitacionales por subdivisión y que no tienen ese carácter de ser urbanizaciones cerradas, deben cumplir con una serie de requisitos como el pago de un derecho anual por este proceso de cerrar las calles, además debe existir el acuerdo de todos los vecinos para que pueda proceder.

Asimismo, dijo que deben solicitar los vecinos la asesoría técnica para no obstruir la vía pública, de tal manera que nadie pueda cerrar calles de manera arbitraria y a su conveniencia.

“En caso de que alguien cierre de manera arbitraria y si un vecino lo denuncia, la Secretaría de Desarrollo Urbano se encuentra facultada para intervenir y retirar cualquier obstrucción en la vía pública”, concluyó.