David Julián Torres Martínez

Un joven albañil murió trágicamente al electrocutarse mientras se encontraba realizando trabajos de remodelación en una vivienda ubicada en la colonia La Barranca.
De manera accidental tocó unos cables de alta tensión con una regla metálica, lo que provocó que sufriera una fuerte descarga eléctrica, lo que le provocó la muerte instantánea.
Fueron más de 12 mil voltios los que recibió el albañil, que fue arrojado hacia la azotea de la segunda planta de la finca. El accidente dejó sin energía eléctrica varias calles de la colonia La Barranca durante varias horas, por lo que más tarde tuvo que acudir una cuadrilla de la CFE a restablecer el servicio.
El hombre fallecido fue identificado como Jorge Eduardo, de 25 años, con último domicilio en el Infonavit Pilar Blanco.
La tragedia se registró el miércoles a las 11:05 de la mañana, en una vivienda de dos plantas que está en remodelación y que se ubica en la calle Pascual Cornejo Brun, entre la calle José Calvillo y la calle Soberana Convención Militar Revolucionaria, en la colonia José López Portillo, al sur poniente de la ciudad.
Al lugar del accidente arribaron casi de inmediato dos unidades de rescate de Bomberos Municipales de Aguascalientes, una más de la Coordinación Municipal de Protección Civil, la ambulancia 011 de la Cruz Roja, así como patrullas de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes del Destacamento “Insurgentes” y de la Policía Estatal.
Ya en la zona, los paramédicos junto con los bomberos subieron a la azotea donde encontraron el cadáver del albañil, por lo que al confirmarse su muerte se solicitó la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado.
Más tarde arribaron a la escena los agentes del Grupo Homicidios de la PME, el agente del Ministerio Público de Hospitales y peritos forenses de la Dirección de Investigación Pericial, quienes recabaron los datos correspondientes al caso y posteriormente bajaron el cuerpo del joven albañil con apoyo de bomberos municipales, para posteriormente trasladarlo a la morgue del Semefo, donde se le practicó la necropsia de ley.
Trascendió que el ahora occiso junto con uno de sus hermanos se dispusieron a armar un andamio frente a la fachada de la casa para terminar de enjarrar la fachada de la casa de dos plantas.
Mientras el hermano quedaba sobre el andamio, Jorge Eduardo subió a la azotea y comenzó a manipular una regla metálica que llevaba en su mano derecha.
En determinado momento el objeto metálico hizo contacto de manera accidental con los cables de alta tensión, recibiendo un impacto fulminante de electricidad que lo dejó tirado sobre la azotea.
Su hermano al escuchar el fuerte estruendo que provocó la descarga eléctrica de inmediato subió a la azotea, donde encontró a su familiar inconsciente, por lo que solicitó la presencia de los servicios de emergencia sin que se pudiera ya hacer nada para salvarle la vida.

¡Participa con tu opinión!