CDMX.- Fernando Luján podía presumir que Arturo de Córdova le dio una cachetada. Que engañó a Fanny Cano y que le levantó la voz a Marga López por haber sido una mala madre. Todo eso en una sola película, «Juventud sin ley», filmada de 1966 y que convirtió a Luján en símbolo del joven rebelde.
Pero la vida no sólo le alcanzó para ser parte de la época de oro del cine mexicano (siendo niño, actuó en «El mil amores», protagonizada en 1954 por Pedro Infante y Rosita Quintana), también para sumarse al llamado nuevo cine mexicano en la década de los 90 e incluso a la ola del más reciente resurgimiento del cine taquillero mexicano.
Con Eugenio Derbez, estuvo en «Overboard» (Hombre al agua), remake hollywoodense de un filme de los años 80.
Durante sus más de siete décadas de carrera artística, Luján -quien falleció este viernes a los 79 años debido a una obstrucción pulmonar derivada de una neumonía de la cual no logró restablecerse- también tuvo una fuerte presencia en la pantalla chica, incluso fue pionero en los melodramas que presentaba en los 90 la recién creada Televisión Azteca con títulos como «Mirada de mujer” en 1997. Esa historia que fue un parteaguas en su género debido a la temática.
Dos años más tarde, en 1999 el cine lo reclamó y fue con «El coronel» no tiene quien le escriba que tuvo un segundo aire en ese formato.
A partir de ahí su participación en cine con filmes como «En el país del No Pasa Nada» (2000), «El Tigre de Santa Julia» (2002), «Tú te lo pierdes» (2005), «El carnaval de Sodoma» (2006) y «Labios rojos» (2008), su carrera se mezcló con melodramas como «Lo que es el amor», «Todo por amor», «Montecristo», «Así en el barrio como en el cielo» y, apenas el año pasado, «La hija pródiga».
Luján, a quien se le realizará una misa de cuerpo presente para después ser cremado este sábado en Puerto Escondido, también probó suerte en streaming con «Ingobernable», en la que personificó al papá de Kate del Castillo (Emilia Urquiza), primera dama de México en la ficción de Netflix.
Debido a su deteriorado estado de salud -tras ser diagnosticado hace años con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) como consecuencia de haber fumado durante más de 60 años- Fernando no pudo participar en la segunda temporada. Lo sustituyó Otto Sirgo.
Los últimos meses, la salud de Luján empeoró. En diciembre viajó a su casa de Puerto Escondido, junto con su esposa Martha Mariana Castro. El tres, el actor fue llevado de emergencia a un hospital; tras ser intervenido fue dado de alta el cuatro de enero.
Fue el jueves cuando el estado del actor se complicó y finalmente falleció. Su viuda dio a conocer que el domingo se hará un ritual y en dos semanas llegará a la ciudad para una misa.
Su hijo Franco Paolo dio a conocer que una parte de sus cenizas se pondrán junto a las de su hermano Alejandro, otra parte en un árbol en Puerto Escondido y una más en la Ciudad de México, con la familia. (EL UNIVERSAL)