David Julián Torres Martínez

Una trágica muerte encontraron unos adolescentes -hombre y mujer-, después de que el automóvil en que viajaban se accidentó cuando circulaban por la carretera federal No. 25 Aguascalientes-Loreto, Zacatecas, a la altura del municipio de Asientos.
Las personas fallecidas fueron identificadas como César, de 16 años y Sigan Saín, de 16 años.
Mientras que la lesionada fue Miriam, de apenas 13 años de edad.
El accidente automovilístico se registró el sábado pasado a las 23:40 horas, en la carretera federal No. 25 Aguascalientes-Loreto, Zacatecas, en el tramo Villa Juárez-San José del Río, a la altura del kilómetro 32+000, en el municipio de Asientos.
Hasta ese lugar llegaron policías preventivos de Asientos, policías estatales y elementos de la Policía Vial, así como la ambulancia ECO-338 del ISSEA.
En el interior de un automóvil Honda Civic, color gris, con placas de circulación HJY-4677 del estado de Texas, USA, fueron encontrados los cadáveres del conductor de nombre César, así como de la adolescente Sigan Saín.
De igual forma fue rescatada la niña Miriam, que solamente resultó con golpes en diferentes partes del cuerpo, por lo que no ameritó su traslado a algún nosocomio.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron al lugar del accidente los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que el automóvil Honda Civic en el que viajaban los adolescentes, se desplazaba a exceso de velocidad por la carretera a Loreto, Zacatecas.
Al llegar a una curva que se ubica a la altura del kilómetro 32+000, el conductor perdió el control del volante y al realizar una brusca maniobra para evitar salirse de la cinta asfáltica, el coche terminó por volcarse aparatosamente, para después impactarse de manera brutal contra una barra metálica de contención.
El coche quedó totalmente destrozado y tanto el conductor como la adolescente que iba en el asiento del copiloto murieron de manera instantánea.
Los cadáveres de los dos jóvenes fueron trasladados al Servicio Médico Forense, donde les fue practicada la necropsia de ley.