Gerardo Muñoz Rodríguez

En la edición anterior, conocimos un poco de las reglas para que cada país pudiera ir avanzando en este mundial de economía (http://www.heraldo.mx/mundial-de-economia-2018-i-iii/).

Para esta ocasión, revisaremos el avance de cada uno de los países participantes, en la fase inicial. Por cuestiones de extensión del texto, la reseña que daremos sobre los países que avanzaran a la siguiente etapa, deberá ser escueta; sin que ésta deje de ser clara y precisa.

Demos el silbatazo inicial a la justa mundialista.

El país latinoamericano del grupo, presenta, junto al anfitrión, cierta estabilidad en las dos variables a analizar. Uruguay muestra un sólido marco macroeconómico, aunado a ser una sociedad incluyente, con bajo nivel de desigualdad, así como un alto ingreso per cápita. En los últimos años, se ha caracterizado por una consistente diversificación de sus exportaciones, lo que le ha permitido alcanzar superávits comerciales y disminuir la dependencia de sus principales socios comerciales. Según datos del Banco Central Uruguayo, el 77% de sus exportaciones, se dirigen a 15 destinos diferentes.

Irán, alcanza el segundo crecimiento económico más alto de todos los participantes del mundial, tan sólo detrás de Senegal. El país asiático, tiene como principal fuente de ingreso, las exportaciones relacionadas al petróleo y al gas natural. Ante la normalización en los últimos años del precio de petróleo, su economía se ha visto respaldada. Sin embargo, los elevados niveles de desempleo, no dejan de ser un freno a su desarrollo económico. El país que vio nacer al genio Andrés Iniesta, sigue inmerso en una recuperación intensa, mucho más equilibrada que la experimentada en anteriores ciclos expansivos. Muestra interesantes niveles de crecimiento de su empleo, estabilidad inflacionaria y aumento en los ingresos por remesas y exportaciones.

Dinamarca, tiene un alto grado de dependencia del sector externo. La economía danesa pasó de un estado en el que los productos agrícolas y ganaderos eran los productos principales de las exportaciones, a uno en donde los productos industriales son los que ocupan ese lugar. Al tener una alta concentración de su PIB en el comercio exterior, un superávit en su cuenta corriente, se verá reflejado en su crecimiento económico. Para la nación peruana, se encuentra en un interesante ciclo expansivo de su economía, impulsado principalmente por una progresión en su demanda interna.

Viajemos al 2008. Islandia era uno de los principales países inmersos en la crisis desatada en ese año. Su moneda se desplomó, el desempleo se incrementó y la bolsa de valores quedó casi destruida. Al contrario de la mayoría de los países, no se rescataron a los bancos y se encarcelaron a los principales culpables de esta debacle financiera. Su disciplina laboral, aunada con una abundancia en su mano de obra talentosa, ayudó a dejar la crisis financiera sumamente rápido. Cuenta con una importante fuente de energía limpia y barata. La nación del talentoso Ivan Ratikic, tiene una alta concentración de su PIB, en los servicios; aunado a que sus elevados niveles de exportación de alimentos, le permiten contar constantemente, con números negros en su balanza de cuenta corriente.

Suiza es el país con el mayor superávit comercial de todos los participantes. Las exportaciones, sobre todo de productos farmacéuticos y de relojería, siguen siendo un pilar económico, gracias al gran prestigio de su calidad. Su principal motor, continúa siendo el mercado interno. La economía tica, muestra un altísimo crecimiento económico, gracias al impulso en la demanda externa, al aumento del dinamismo de la inversión y a los esfuerzos de reconstrucción por los daños causados por fenómenos climatológicos adversos en 2017.

Llegamos al grupo que mayor atención genera en nuestro país. Como muchos de los analistas deportivos consideran, México no podrá acceder más allá de esta fase. La historia no es diferente a la de este ejercicio. La solidez alemana en su comercio exterior, donde sus exportaciones representan altísimos ingresos para el Estado y los impresionantes sectores de textiles y aluminio de Corea del Sur, dejan a nuestro país sin posibilidad de competir. Esperemos la historia en el plano deportivo, sea diferente a la aquí acontecida.

El país del fabuloso Kevin de Bryune, vive un repunte en su economía, gracias a la reanudación de exportaciones, el consumo privado y las medidas adoptadas para contrarrestar la crisis de la eurozona. La economía panameña, muestra un desarrollo envidiable para sus homólogos de Centroamérica. Los negocios en el Canal de Panamá, como la actividad en los puertos, el transporte en general y los servicios logísticos, son los culpables de este dinamismo económico.

La economía polaca tiene muchas fortalezas. Es uno de los países que utiliza, con mayor eficiencia los recursos de los Fondos Estructurales Europeos, así como un sistema bancario resistente. El mercado interno, es uno de los más fuertes de toda Europa. La nación nipona, la tercera potencia económica mundial, está muy expuesta a la situación económica mundial debido a su fuerte dependencia de las exportaciones, a pesar de que esta le otorgó beneficios en la actualidad. Hemos observado, como a pesar de continuar con crecimientos económicos, la desaceleración mundial, ha hecho que su economía no se desenvuelva con el mismo dinamismo de antes.

En la siguiente participación del aquí firmante, conoceremos las fases de eliminación, las cuales nos llevarán hasta conocer al campeón mundial.

 

*Todos los datos expresados, están referenciados al 2017.

Referencias:

(1) Recuperado de: https://datos.bancomundial.org/indicador (2018). Banco Mundial.

(2)Recuperado de: http://www.imf.org/data (2018). Fondo Monetario Internacional.

(3) Recuperado de: https://www.datosmacro.com/estado (2018).

**La recolección de muchos de los datos aquí expresados, tiene como fuente los portales de los organismos estatales de los países participantes. Encuentre en mi cuenta de twitter, la referencia de todos y cada uno de ellos.

 @GmrMunoz

 

 

 

 

¡Participa con tu opinión!