El buque de servicios petroleros Caballo Marango, valuado en 159 millones de dólares, fue movido ilegalmente del puerto de Ciudad del Carmen, acusó la empresa que tiene derecho a que se le entregue el próximo 4 de julio.

Un juez federal requirió este jueves a la Secretaría de Marina para que informe dónde está y quien autorizó mover el barco, que está en posesión de la empresa Oceanografía, pero que por sentencia judicial firme pertenece a la firma Shanara Maritime International.

Según el portal Maritime Traffic, Caballo Marango zarpó de Ciudad del Carmen, Campeche, el pasado 24 de junio, llegó a Coatzacoalcos el 26 de junio y, actualmente, estaría navegando de regreso al puerto campechano.

Un juez federal de Campeche había fijado el 4 de julio como fecha de entrega del buque a Shanara Maritime, por encargo de Felipe Consuelo Soto, Juez de la Ciudad de México que desde 2014 ha llevado el proceso de concurso mercantil de Oceanografía.

“Informe dónde se localiza la embarcación Caballo Marango; si autorizó o tiene conocimiento que la embarcación en cita zarpó del puerto de Campeche rumbo a Coatzacoalcos, Veracruz; pues existe la orden de entrega de dicho buque a la acreedora Shanara Maritime International, previo desembarque de los tripulantes que realice”, ordenó el Juez Consuelo a Oceanografía.

Desde febrero pasado, Oceanografía está nuevamente bajo control de su dueño, Amado Yáñez Osuna, luego de que Consuelo aprobó un convenio con acreedores a los que la empresa debe más de 14 mil millones de pesos, y dio por terminado el concurso mercantil.

El Juez se enteró de la salida del buque por denuncia de Shanara, pero también por un telegrama del Capitán Regional de Puerto de Isla del Carmen, Ildefonso Carrillo Mora, quien preguntó si había impedimento legal para autorizar la salida de Caballo Marango “rumbo a puerto seguro”.

Oceanografía rentó Caballo Marango a partir de septiembre de 2011, pero el Juez Consuelo no autorizó devolverlo a Shanara sino hasta el vencimiento de la opción de compra del contrato respectivo, en septiembre de 2016, año y medio después de que inició el proceso de concurso mercantil de la empresa de Yáñez.

Caballo Maya, el buque gemelo de Caballo Marango, fue entregado en mayo de 2017 a su dueña, la empresa Marfield, que se lo llevó a Galveston para reparaciones, sin que se conozco su ubicación actual.

Desde junio de 2015, Shanara y Marfield iniciaron un arbitraje comercial contra el Estado Mexicano para reclamar pago de 80 millones de dólares por daños, y 328 millones de dólares más si no les devolvían las embarcaciones.