El gobernador del Estado, Martín Orozco Sandoval, presidió la ceremonia de Honores a la Bandera y el Desfile Cívico-Militar por el 207 Aniversario de la Independencia de México, cuya asistencia fue de 30 mil personas, desarrollado en un ambiente festivo, familiar y de respeto, teniendo saldo blanco al finalizar el mismo.

“Este desfile es una muestra de la lealtad y amor por México por parte de las corporaciones de seguridad, militares, de emergencias y agrupaciones civiles, que nos recuerdan que unidos somos fuertes y podemos hacer un mejor país, un mejor estado”, expresó el mandatario estatal al término la ceremonia.

La columna estuvo conformada por cinco mil participantes agrupados en 12 contingentes; la 14ª Zona Militar estuvo integrada por tres estandartes de guerra y más de 400 efectivos y 150 conscriptos del Servicio Militar Nacional, 35 rurales y 27 vehículos blindados.

El contingente de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado estuvo conformado por 200 elementos, tres binomios, 23 vehículos motorizados y 21 motocicletas; la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio de Aguascalientes aportó cerca de 500 elementos, 11 binomios, 21 vehículos motorizados, 40 motocicletas y 10 caballos.

Por la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, desfilaron 30 elementos, 10 vehículos motorizados, dos moto-patrullas y una ambulancia; el contingente del Instituto de Educación de Aguascalientes fue conformado por más de 1,500 alumnos, 145 profesores y 18 escoltas.

Otras agrupaciones que integraron la columna del desfile fueron el Pentatlón Deportivo Militarizado, la Coordinación Estatal y la Coordinación Municipal de Protección Civil, la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente, el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes, el Agrupamiento de Servicios de Emergencias, y la Asociación de Charros de Aguascalientes.

La Secretaría General de Gobierno implementó un operativo interinstitucional encabezado por la Coordinación Estatal de Protección Civil, e integrado por cerca de 150 elementos entre paramédicos, servicios pre-hospitalarios, Cruz Roja y Locatel, con lo que se reforzaron las condiciones de seguridad para la población asistente.