Un profesor de secundaria fue encontrado muerto en una finca rupestre ubicada en el poblado de Los Caños, Aguascalientes.
El cadáver ya se encontraba en avanzado estado de putrefacción, determinándose que tenía más de 4 días de haber fallecido. Fue identificado como Jesús, de 50 años.
Se estableció que hace algunos meses, otro profesor le había prestado esa finca para que se quedara a vivir. El domingo por la mañana cuando fue a buscarlo, lo encontró tirado en el área del patio.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos de Aguascalientes y una ambulancia del ISSEA, además de agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales. Se estableció que esta persona falleció por problemas de salud derivados de su alcoholismo. Se informó que desde hace 3 años que murió de una enfermedad uno de sus hijos, cayó en depresión y se refugió en el alcohol.