Una horrible muerte fue la que sufrieron dos jóvenes, al caer accidentalmente de la motocicleta en que viajaban y que se desplazaba a exceso de velocidad por la carretera federal No. 45 Norte.
Las víctimas mortales fueron un joven identificado como Gustavo, de 20 años y un adolescente de 16 años, que sigue en calidad de desconocido. Ambos cadáveres quedaron depositados en el Semefo.
El fatal accidente se registró el domingo a las 17:10 horas, en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del kilómetro 11+800, justo debajo del puente que se ubica en el entronque con la carretera al poblado de La Guayana, en el municipio de San Francisco de los Romo.
Los cadáveres de los dos jóvenes quedaron tirados en los carriles de circulación de sur a norte de la carretera a Zacatecas.
Hasta el lugar del accidente arribaron patrullas de la Policía Preventiva de Ssan Francisco de los Romo y de Jesús María, además de una unidad de la Policía Federal.
También arribó la ambulancia ECO-332 del ISSEA y la ambulancia de la Policía Federal.
Debido a que los dos jóvenes no llevaban casco de protección, al momento de caer de cabeza contra la cinta asfáltica se destrozaron el cráneo, por lo que sufrieron expulsión de masa encefálica.
Se estableció que al momento del accidente, los dos jóvenes se desplazaban a exceso de velocidad, en dirección de sur a norte, a bordo de una motocicleta Honda Cryptón de 110cc, color azul metálico y con placas de circulación de Aguascalientes.
Por causas desconocidas hasta el momento, al llegar a la altura del entronque con la carretera a La Guayana, el conductor de la moto perdió el control y ambos cayeron de manera aparatosa, falleciendo de manera instantánea.
A fin de realizar las diligencias correspondientes y proceder con el levantamiento de los dos cadáveres, acudieron a la escena del accidente los agentes del Grupo Homicidios y del Grupo Exterior “San Francisco de los Romo” de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Por la noche se informó que ambas víctimas tenían su domicilio en el poblado de Margaritas, Jesús María, lugar a donde se dirigían al momento de la tragedia.
Una de las víctimas vestía un pantalón color azul y una camisa del mismo color; mientras que el otro, también vestía un pantalón color azul y una playera deportiva en color tinto, con el número 5 en la espalda.

¡Participa con tu opinión!