Galeana se ha convertido en una “calle fantasma”; el fin de la actividad en el antiguo Hospital Hidalgo ha afectado las ventas de por los menos cuarenta negocios, señaló el presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro, Alfonso Linares Macías.
Agregó que, a partir del cambio de sede del nosocomio, las ventas en los establecimientos de mercancía, comida y servicios se han desplomado en más del 40%.
“Es el reporte que han hecho fondas y torterías, tiendas de abarrotes, negocios de aparatos ortopédicos, farmacias y estacionamientos, negocios de fotocopias y hasta de conveniencia, entre otros, que llevan años operando en los alrededores del edificio de Galeana”.
En conferencia de prensa, el dirigente de los comerciantes de la zona Centro de la ciudad indicó que en cada negocio hay al menos una familia que ha encontrado el sustento en la actividad desarrollada en ese perímetro que hoy en día se quedó vacío.
En ese sentido, demandó al Gobierno del Estado que la reapertura del edificio para actividades administrativas del sector salud local, se pueda llevar a cabo a la brevedad.
Pidió que no pasen, 3, 10 o 12 meses para concretar esa reubicación, porque en ese tiempo los negocios van a quebrar y se trata de una forma de vida digna, honesta y formal para muchas familias que residen en los alrededores del sanatorio.
Linares Macías reveló que de acuerdo a información del sector salud, la primera área que va a ser reinstalada en el antiguo Hospital Hidalgo, será la relativa al Seguro Popular.
“Con ello hay confianza en que la incorporación de los trabajadores del área y de las personas que acudan a recibir servicios de información y afiliación, pueda devolver la vida al perímetro que enfermó a partir de que se mudó el Hidalgo”, concluyó el dirigente de Acocen.