Sufre inocente pequeña la peor de las suertes. Horrible hecho fue registrado la mañana del martes en la colonia Ejidal del municipio de Jesús María, donde una menor fue encontrada sin vida en un domicilio de la calle Fco. I. Madero.
La menor contaba apenas con 4 años de edad y respondía al nombre de Denisse. Según la evidencia recabada por las autoridades, los padres se perfilan como los presuntos responsables.
Fueron ellos quienes en punto de la una de la tarde acudieron al complejo de Seguridad Pública de la citada cabecera municipal a rendir declaración. Ahí, su padre -de nombre Adolfo y con 33 años de edad- argumentó que su hija fue secuestrada el lunes y que fue entregada ya sin vida pese a haber pagado el rescate.
Según la versión del sujeto, el cadáver de la menor fue arrojado al jardín, pero ahí fue cuando se presentó la primera contradicción de su relato, dado que el cuerpo no presentaba señales de haberse mojado, dado que en la madrugada llovió copiosamente.
Otra situación que despertó sospechas en las autoridades, fue que a pesar de que su madre, María Guadalupe, sabía de este hecho, no lo reportó sino hasta ayer martes.
Posteriormente, acudieron médicos legistas de la Dirección General de Investigación Pericial quienes realizaron el protocolo de feminicidio con agravantes. Los galenos encontraron múltiples lesiones en el cuerpo de la menor, que -según su análisis- fueron realizadas en diferentes momentos. También se registraban señales de haber sido amordazada por la pérdida de piezas dentales.
Tristemente, no fue todo lo que pudieron percibir en la pequeña, ya que en la espalda y cara posterior de piernas, el cuerpo de Denisse presentaba lesiones lineales de latigazos, lesiones puntiformes en las manos -probablemente de palillo de dientes o similar-, fractura del maxilar inferior (mandíbula) y contusión severa en rostro.
Los médicos dictaminaron que la causa de muerte de la menor fue por traumatismo abdominal penetrante, sepsis abdominal, maltrato infantil y desnutrición moderada.
La última información recabada señaló que elementos del Grupo de Homicidios de la Comisaria General de Policía Ministerial continúan con las investigaciones, pero se presume que el padre torturó y mató a la pequeña con la peor de las sañas. El presunto asesino se encontraba la tarde del martes en el complejo del C4.