José de Jesús López de Lara

Un hombre murió anoche en el municipio de Calvillo, tras atravesarse al paso de una camioneta que se desplazaba a exceso de velocidad y que tras el atropello, el conductor se dio a la fuga con rumbo desconocido.
La Fiscalía General del Estado investigaba un posible suicidio, ya que por versiones de varios testigos, la víctima se colocó al paso de la camioneta para provocar que lo atropellaran.
La persona fallecida fue identificada como Antonio, de entre 50 y 55 años, quien tuvo su domicilio en la colonia Liberal.
El fatal atropello se registró aproximadamente a las 21:50 horas del sábado, sobre el Blvd. Rodolfo Landeros Gallegos, a la altura del monumento a la Virgen de la Medallita Milagrosa, poco antes de llegar al entronque con la carretera que conduce al poblado de La Panadera, en Calvillo.
Hasta el lugar de los hechos arribaron policías preventivos de Calvillo y policías estatales, además de una ambulancia del ISSEA.
El cadáver del señor Antonio quedó tirado sobre la cinta asfáltica, en los carriles de Calvillo a Ojocaliente.
Asimismo, arribaron agentes del Grupo Exterior “Calvillo” de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
De acuerdo a las versiones de varios testigos, la víctima caminaba en compañía de otras dos personas del sexo masculino, cuando en determinado momento detuvo la marcha y les manifestó que ya no soportaba más, que se sentía muy cansado.
Sus acompañantes pensaron que se refería al tiempo que llevaban caminando, por lo que decidieron esperarlo unos metros más adelante mientras descansaba.
Repentinamente, cuando se aproximaba sobre el Blvd. Rodolfo Landeros Gallegos una camioneta pick up, color rojo, en la que viajaban varias personas, el señor Antonio se atravesó a su paso, lo que provocó que fuera brutalmente atropellado.
Aparentemente en la camioneta viajaban varios niños, quienes se asustaron y comenzaron a llorar, por lo que el conductor optó por retirarse del lugar de los hechos.
A pocos metros de donde quedó tirado el cadáver, se localizaron rastros de vidrio de la camioneta.
Las personas que acompañaban a la víctima y que fueron testigos del atropello, sufrieron una crisis nerviosa por la impresión de lo que había ocurrido. Ambos señalaron que intentaron detener al señor Antonio, pero por lo repentino de los hechos no lograron su objetivo.