Una muy lamentable tragedia se suscitó ayer por la tarde, luego de que un menor de edad asesinó de manera accidental a uno de sus amigos, al darle un balazo en la cabeza cuando le estaba mostrando un arma de fuego, propiedad de su padre, que estaba cargada.
Los trágicos hechos se registraron a las 18:30 horas, en el interior de un domicilio ubicado en la calle Dolores del Río, en la colonia Villas del Pilar.
Uno de ellos, quien vive en el domicilio donde ocurrieron los hechos, invitó a uno de sus amigos a jugar.
En determinado momento se dirigieron a una de las habitaciones donde el presunto responsable tomó un arma de fuego y comenzó a mostrársela a su amigo.
Sin imaginar que estaba cargada, comenzó a manipularla y accidentalmente jaló el gatillo, lo que provocó que se disparara. Lamentablemente, el proyectil hizo blanco en la cabeza de su amigo, quien cayó al suelo sin vida.
Al escuchar sus familiares la detonación se dirigieron a la recámara y tras percatarse de lo que había ocurrido de inmediato llamaron a los servicios de emergencia. Al lugar de los hechos arribaron paramédicos de la Benemérita Cruz Roja, quienes al revisar al jovencito que presentaba una herida por proyectil en la cabeza, confirmaron que ya había dejado de existir.
También se presentaron elementos de la Policía Municipal de Aguascalientes, quienes procedieron a detener al otro menor cuya vida quedará marcada por la imprudencia del poseedor del arma. A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudió personal de la Fiscalía General del Estado encabezado por el agente del Ministerio Público.