José de Jesús López de Lara

Un jefe regional del grupo delictivo “Los Zetas” que opera en el municipio de Loreto, Zacatecas, fue abatido durante un enfrentamiento a balazos con policías preventivos estatales de Zacatecas.
El grupo de sicarios que participó en la balacera, escapó hacia el poblado de Guadalupe de Atlas, municipio de Asientos, donde fue localizado y asegurado el herido.
A bordo de una ambulancia del ISSEA se le trasladó a recibir atención médica a un hospital de la ciudad de Aguascalientes, donde murió horas más tarde debido a un balazo que tenía en la espalda.
Cabe destacar que durante el tiempo que el paciente permaneció en dicho nosocomio, militares, policías estatales y agentes ministeriales lo custodiaron.
Y es que personal médico recibió una llamada telefónica de parte de gente que se identificó como integrantes de los “Zetas” en Zacatecas, quienes los amenazaron en caso de que su compañero muriera.
Quien murió durante el transcurso de la mañana del miércoles, fue un peligroso sicario identificado como Eusebio “N”, de 37 años, originario del municipio de Loreto, Zacatecas.
Los sangrientos hechos se registraron el miércoles aproximadamente a las 01:30 de la madrugada, cuando un convoy de 9 patrullas de la Policía Estatal Preventiva de Zacatecas, en las que viajaban más de 20 agentes, se desplazaban por territorio del municipio de Loreto.
A la altura del poblado de Bimbaletes, los policías estatales detectaron dos camionetas que no portaban placas de circulación, por lo que les dieron alcance y ordenaron a los conductores que detuvieran la marcha.
Sin embargo, hicieron caso omiso a las indicaciones y se dieron a la fuga, al tiempo que los tripulantes de las dos camionetas atacaban a balazos a los policías estatales de Zacatecas.
Por tal motivo se inició una persecución y balacera, durante la cual, los agentes de la PEP de Zacatecas obligaron a los sicarios a abandonar una camioneta Toyota Tacoma, color rojo y escaparon corriendo hacia el monte.
Mientras tanto, las patrullas 579 y 571 de la Policía Estatal Preventiva de Zacatecas fueron en persecución de otra camioneta Ford Explorer, color azul y con una matrícula sobrepuesta, cuyos tripulantes trataron de escapar hacia el poblado de Guadalupe de Atlas, en el municipio de Asientos, por lo que los oficiales zacatecanos pidieron apoyo a las corporaciones policiacas de Aguascalientes.
Fue sobre la carretera estatal No. 12 donde obligaron a los tripulantes de dicha camioneta a detener la marcha.
Los policías estatales de Zacatecas se percataron que de la unidad automotriz descendían cuatro hombres y escapaban corriendo, dirigiéndose hacia el monte.
En esos momentos llegaron 12 oficiales de la Policía Preventiva de Asientos quienes brindaron apoyo a los policías estatales de Zacatecas, a fin de ubicar a los gatilleros.
Momentos después, sobre la calle Enrique Estrada, fue localizado uno de ellos que estaba sentado y recargado en la pared de una vivienda.
Fue identificado como Eusebio “N”, quien presentaba una herida de bala en la espalda.
Al lugar de los hechos llegaron policías estatales, militares adscritos a la XIV Zona Militar y agentes de la Policía Ministerial del Estado, al mando del comisario Juan Muro Díaz, quienes desplegaron un operativo para tratar de localizar a los sicarios.
Mientras tanto, el lesionado fue trasladado en la ambulancia ECO-331 del ISSEA a recibir atención médica a un hospital de esta ciudad.
El nosocomio fue fuertemente resguardado por elementos del Ejército Mexicano, policías estatales y agentes de la FGE, después de que integrantes del grupo delictivo “Los Zetas” comenzaron a realizar llamadas telefónicas al personal médico, a quienes advertían de sufrir las consecuencias en caso de que muriera su compañero.
Sin embargo, poco después de las 9:00 de la mañana, se reportó la muerte del peligroso sicario zacatecano.
Agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del MP de Hospitales, iniciaron las investigaciones correspondientes.