Al presidir la Vigilia Pascual, el Obispo José María de la Torre Martín llamó a los feligreses a ver en la resurrección de Jesucristo la oportunidad que los hombres tenemos de volver a una vida nueva en Dios por encima del pecado y a no tener miedo en la fe como cristianos.
Durante la celebración que tuvo lugar en la Catedral Basílica, donde se hizo la bendición del Fuego Nuevo, el agua, así como la consagración del pan y del vino, el máximo jerarca de la Iglesia Católica en Aguascalientes señaló que con el sacrificio de Jesús celebramos el paso de la esclavitud del pecado a la libertad, de la incertidumbre a una tierra nueva que Dios prepara a los hombres.
Asimismo, indicó que es lamentable que muchos celebren piadosamente la Semana Santa, pero se olviden de Dios durante todo el año, volviendo a su vida diaria para crucificarlo nuevamente con su alejamiento de Dios.
“Es increíblemente contradictorio, pero real. El mensaje de la resurrección no es fácil de admitir, como ocurre con muchos hombres y mujeres en la sociedad actual”.
El Obispo llamó a los católicos a no tener miedo, como en su momento lo demostraron las mujeres piadosas cuando acudieron al Santo Sepulcro y encontraron la tumba vacía. “Nos sorprende la actitud de ellas, sin embargo, nos callamos y nos da miedo, tenemos vergüenza de decir que somos cristianos católicos, tenemos miedo al qué dirán, a que nos hagan un daño, como si alguien tuviese más poder”.
Finalmente, De la Torre Martín recalcó que con su resurrección, Jesucristo nos ha indicado la misión que debemos seguir los hombres en la Tierra, al proclamar la fe y comenzar a vivir una vida nueva. “Todos somos discípulos misioneros de Cristo y en él debemos llevar a nuestros hermanos luz, vida y esperanza. En esta misa renovamos las promesas bautismales, como los sacerdotes lo han hecho el jueves pasado en la Misa Crismal”.

¡Participa con tu opinión!