Jesús Carvajal / Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- La venta de boletos para la serie de Grandes Ligas entre Padres de San Diego y Dodgers de Los Ángeles comenzó con una respuesta exitosa, pero lenta para los aficionados, quienes se han quejado del proceso.

 Hay quienes hicieron fila desde las 8:00 horas, es decir dos antes del arranque de la venta en el Estadio Monterrey, y salieron hasta cerca de las 12:00 horas.

 Hoy y mañana de 10:00 a 18:00 horas es la venta para los abonados de Sultanes, en su lugar adquirido para la temporada de liga mexicana; la venta libre arranca el viernes.

 La serie se realizará del 4 al 6 de mayo en el “Palacio Sultán”

 Los aficionados se quejaron del proceso, pues además de que les piden el recibo de compra del abono, llevar credencial para votar o identificación y una copia, que si no la traen, ahí se las sacan.

 Sin embargo lo principal dicen es que tienen hacer una fila general y no por localidad, lo que causó molestia en los fanáticos del beisbol y hasta uno que otro incidente hubo sin pasar a mayores.

 “Un evento de esta altura debería de tener un mejor proceso de venta”, expresó el aficionado Humberto Evans, “les falta gente definitivamente y tienen muy mal organizado el sistema, pero bueno, hay que aguantar, vale la pena”.

 Otro aficionado, señaló que además de comprar boletos caros, es lamentable el proceso para adquirirlos.

 “A parte de que están muy caros, es algo lento, es mucha fila que está y entre semana es como perder el tiempo, uno que es empleado pierdes un día para poder tramitar un boleto que a final de cuentas están bien caros”, expresó Sergio Guajardo.

 “Por ser (una serie) de Grandes Ligas se suponía que tenían más tecnología, ¡vaya! en el tiempo que estamos tendría que ser rápido el proceso, ahorita ya básicamente perdí un día de trabajo y a parte está caro el boleto”.