Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 28-Mar.- Soldados y marinos fueron movilizados al Campo Militar 1 desde sus cuarteles, oficinas y domicilios para escuchar a su mando supremo, con todo y familia.
En las 12 Regiones y 46 Zonas Militares se repitió la operación vía remota y fueron acomodados en los regimientos para atender el mensaje del Presidente Enrique Peña Nieto, sin descobijar las tareas castrenses, aseguraron mandos.
Operativos y administrativos dejaron sus funciones por ocho horas para acudir al llamado del primer Mandatario, en medio de críticas a sus tareas de seguridad y de la aprobación de la Ley de Seguridad Interior para regularizar las tareas militares.
En camiones militares, transporte público y hasta colectivos rentados, el personal castrense arribó al Campo Militar 1 en Lomas de Sotelo desde las siete de la mañana.
Cada uno con sus respectivos familiares fueron acomodados en un escenario multitudinario, armado con gradas, sillas, pantallas gigantes, templete central y lonas para evitar los rayos del sol.
Familiares de éstos recibieron un apretón de manos y hasta una selfie con el Presidente.
Peña agradeció decenas de veces a la tropa por hacer frente a la delincuencia, apoyar a la población civil en casos de desastre y sacrificar los días en familia por atender las tareas castrenses.
“Esto es más de los que imaginaba”, indicó Peña cuando se subió al estrado, justo en medio de 32 mil elementos y familiares, que le aplaudieron con la previa instrucción de hacerlo.
A la mitad de su mensaje, el Presidente rompió el protocolo de este tipo de ceremonias y comenzó a caminar entre los pasillos con micrófono en mano para saludar a niñas y niños.
“Tómale la foto mi amigo”, bromeó con un menor que le seguía con un celular en mano.
Peña encontró a su paso señoras y mujeres militares que le pidieron posar para una fotografía.
“No soy cantante…”, acotó cuando fue rodeado por los familiares para lograr una foto.
En vez de tortas, se repartieron sándwiches. Además los militares tuvieron el día libre por su asistencia.