Una falsa alarma sobre un enfrentamiento a balazos entre integrantes de la delincuencia organizada, emitida en el municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco, provocó una gran movilización de policías preventivos de Aguascalientes y policías estatales.
Fue el lunes a las 9 de la noche, cuando el C-4 Estatal de Jalisco reportó que se había registrado un enfrentamiento a balazos en la carretera libre Aguascalientes-Encarnación de Díaz. Jalisco, a la altura del Balneario “El Manantial”.
De igual forma, se informaba que tras la balacera, varios de los involucrados escaparon hacia Aguascalientes.
De manera inmediata se implementó un operativo por parte de la SSPM de Aguascalientes, en coordinación con policías estatales, quienes reforzaron la seguridad en la frontera sur para prevenir el ingreso de los delincuentes.
Varias patrullas de la Policía Estatal, con apoyo de personal del Ejército Mexicano y de la Policía Federal, además del helicóptero “Águila Uno” de la SSPEA, se trasladaron hacia los límites con Jalisco.
Simultáneamente, agentes de las Fuerzas Especiales de la SSPM montaron retenes en la carretera federal No. 71 Aguascalientes-Villa Hidalgo, a la altura del cruce con el Libramiento a Calvillo.
Mientras que los agentes del Grupo de Operaciones Especiales se apostaron en la carretera estatal No. 36 que conduce al poblado de El Bajío de San José, Jalisco.
Asimismo, policías preventivos de los Destacamentos “Morelos”, “Insurgentes”, “Terán Norte”, “Terán Sur” y “Pocitos”, además de la Policía Montada, realizaron recorridos en terracerías para evitar el ingreso de sospechosos.
Más tarde, se informó que agentes de la Fuerza Única Regional y de la Policía Investigadora de Jalisco, se habían trasladado al lugar de la supuesta balacera pero no encontraron ningún rastro de la misma.
Incluso, algunas personas mostraron su sorpresa ante la movilización policiaca, ya que señalaron que en ese lugar todo estaba muy tranquilo, por lo que se determinó que todo fue una falsa alarma.

¡Participa con tu opinión!