David Julián Torres Martínez

En tragedia se convirtió lo que empezó como un juego muy peligroso, y es que ayer por la tarde un coche que supuestamente estaba jugando carreras contra una motocicleta, terminó volcándose y chocando contra una palmera del camellón central del Blvd. San Marcos, justo frente al Centro de Convenciones de la Isla San Marcos.
El percance dejó saldo de dos muertos y dos personas lesionadas, todos ellos jóvenes estudiantes de la UVM.
Fue alrededor de las 15:57 horas del miércoles, cuando al servicio de emergencias llegó el reporte sobre un impresionante accidente automovilístico en el Blvd. San Marcos.
Hasta ese lugar llegaron unidades de la Policía Vial, de la Policía Preventiva Municipal del Destacamento “Insurgentes”, de la Policía Estatal, Bomberos Municipales de Aguascalientes, personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil, una unidad de Rescate Urbano de Cruz Roja y ambulancias del ISSEA, Cruz Roja y Policía Federal.
En el lugar del percance quedó volcado y completamente destrozado un auto Ford Mustang, color amarillo, con placas de circulación H33-APK de la Ciudad de México, que se encontraba sobre su toldo, totalmente deshecho y sobre el camellón central.
Al interior del automóvil se encontraban dos personas lesionadas, siendo ellas el conductor de nombre César Iván, de 18 años; así como uno de los pasajeros de nombre César Uriel, de 19 años. Ambos fueron trasladados al Hospital Hidalgo, donde la mañana de este jueves, se registró la muerte de César Uriel.
César Iván tuvo que ser rescatado por los Bomberos Municipales de Aguascalientes, debido a que quedó prensado entre los fierros retorcidos.
Asimismo, tirado sobre la cinta asfáltica, quedó otro joven identificado como Jorge Luis, de 19 años de edad, con domicilio en calle Sarangueti, fraccionamiento Villas de Oriente, quien fue trasladado en estado agónico a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS.
Un cuarto joven identificado como Eduardo, de 19 años, con domicilio en la calle Amparo de la Torre, en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos, salió expulsado del automóvil y quedó a unos 30 metros de distancia, del lado del carril de circulación contrario, tirado en una zanja y entre unos matorrales. Murió de manera instantánea.
Se estableció que estos cuatro jóvenes que viajaban en el coche Ford Mustang, estaban jugando ‘carreritas’ con los tripulantes de una motocicleta de pista, de la que no se tienen mayores datos, puesto que se retiraron del lugar.
Se desplazaban a exceso de velocidad sobre el Blvd. San Marcos en dirección de poniente a oriente, cuando al llegar a la curva que se ubica frente al Centro de Convenciones, el conductor perdió el control hacia la izquierda, subiendo al camellón central e impactándose contra una palmera, a la cual literalmente partió en dos.
Finalmente, luego del caos que provocó el cierre de la vialidad, los agentes del Grupo Homicidios de la PME arribaron a la zona, junto con el agente del MP de Hospitales y personal de la Dirección de Periciales, para realizar las diligencias correspondientes y llevar el cadáver al Semefo.

¡Participa con tu opinión!