José de Jesús López de Lara

Fatal accidente automovilístico se registró el domingo por la noche en la carretera federal No. 25 Aguascalientes-Loreto, Zacatecas, a la altura de la entrada al poblado de El Puertecito de la Virgen, en el municipio de San Francisco de los Romo.
El saldo de este percance fue de dos jóvenes muertos, quienes viajaban a bordo de un automóvil Dodge Stratus que se desplazaba a exceso de velocidad.
La unidad automotriz colisionó contra un vehículo Chevrolet Chevy que había disminuido la velocidad para cruzar unos “topes” que fueron colocados recientemente como “reductores de velocidad”, pero que no cuentan con ningún tipo de señalamiento.
Ya sin ningún control, el coche Dodge Stratus salió proyectado contra un camión urbano de la Ruta 31 con número económico 211, que ya no iba en servicio
La terrible tragedia se registró el domingo alrededor de las 23:10 horas.
Las víctimas del sexo masculino, de entre 25 y 30 años, no habían sido identificadas y sus cadáveres fueron trasladados al Servicio Médico Forense en calidad de desconocidos.
El coche Dodge Stratus, color gris, con placas de circulación AEK-2131 de Aguascalientes, se impactó violentamente contra un vehículo Chevrolet Chevy, color verde, con matrícula AEA-5694 de Aguascalientes, que iba cruzando unos reductores de velocidad.
Todas las unidades automotrices se desplazaban por la carretera federal No. 25 en dirección de oriente a poniente.
Al lugar del accidente arribaron patrullas de la Policía Estatal y de la Policía Preventiva de San Francisco de los Romo, además de Bomberos Estatales y personal de Protección Civil Municipal, además de unidades de la Policía Federal.
De igual forma acudieron la unidad 016 de Rescate Urbano de la Cruz Roja y una ambulancia del Servicio de Emergencias 080 de Aguascalientes, a bordo de la cual el chofer del camión urbano fue trasladado a recibir atención médica a la UMF No. 10 del IMSS, debido a que sufrió una crisis nerviosa por lo ocurrido.
Asimismo, arribaron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales, quienes iniciaron las investigaciones correspondientes.