Unos comerciantes fueron detenidos por policías estatales durante un operativo llevado a cabo en el fraccionamiento Bajío de las Palmas, tras ser sorprendidos cuando transportaban más de 6 mil cigarros de contrabando.
Quienes fueron trasladados a las instalaciones de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la SCRPPA y sujetos a investigación por parte de agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), son cuatro personas identificadas como Juan Carlos, de 35 años; Jesús Luciano, de 32 años; Mario Alberto, de 28 años y Nicolás, de 38 años.
Su captura se registró cuando policías estatales realizaban patrullajes de vigilancia por el fraccionamiento Bajío de las Palmas y en determinado momento se toparon sobre la avenida Poliducto a un automóvil VW Jetta, color azul, cuyo conductor realizó una maniobra de vuelta prohibida.
Debido a ello, decidieron darle alcance para informarle sobre la falta vial que había cometido, pero una vez que lo detuvieron se percataron que el conductor mostraba una actitud sumamente nerviosa.
Al ser cuestionado al igual que sus acompañantes, comenzaron a caer en contradicciones y por tal motivo se procedió a someterlos a una revisión corporal, sin que se les encontrara nada sospechoso entre sus pertenencias.
Sin embargo, al momento de registrar el automóvil encontraron unas cajas que contenían 6 mil 400 cigarrillos chinos que habían ingresado a territorio mexicano de contrabando, por lo que se procedió al decomiso de la mercancía y al arresto de los cuatro sospechosos.