Francisco Márquez Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, EU.- Porsche presentó un monstruo para las pistas, el 911 RSR cuyo desarrollo es completamente nuevo.
Chasis, estructura de carrocería, motor y caja de cambios corresponden a un nuevo diseño, además de que la firma ha trabajado arduamente en la aerodinámica.
La experiencia de competencias como Las 24 Horas de Le Mans han permeado en el desarrollo del nuevo modelo, ya que el spoiler trasero está unido a la suspensión, al igual que el 919 Hybrid.
Una de las novedades más atractivas es la incorporación de un motor bóxer de seis cilindros, el cual es colocado por delante del eje trasero.
La configuración de basa en el concepto del 911 GT1, que en 1998 obtuvo la victoria en Le Mans.
La carrocería es completamente hecha en fibra de carbono destacando en la parte trasera un enorme difusor, el cual mejora la carga aerodinámica.
Modelos como el 911 GT3 R y el 911 GT3 Cup ya utilizaban la nueva familia de motores bóxer de seis cilindros atmosférico de 4.0 litros con inyección directa y accionamiento de válvulas rígido. El motor genera 510 caballos de potencia
Porsche 911 RSR hace uso de tecnología para evitar colisiones. Por medio de un radar, escanea la pista, localiza los denominados ‘Dark Le Mans Prototype’, que son los vehículos que compiten en categorías como LMP1 y LMP2. Mediante una advertencia acústica informa al piloto de la cercanía con el vehículo.
Equipa también elementos de seguridad reglamentados por la Federación Internacional de Automovilismo, FIA, como jaula de seguridad, parabrisas térmico y un sistema de extinción de incendios que se activa electrónicamente.
Este modelo de competencia podrá participar en pruebas como el Campeonato Mundial de Resistencia, WEC por sus siglas en inglés; European Le Mans Series o WeatherTech SportsCar Championship.

¡Participa con tu opinión!