Isaac Flores
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque guste de vestir con elegantes trajes casuales y tenga un marcado acento francés, el 308 GT le inyecta emoción hasta a los recorridos a la oficina.
Cómo no, si este es el vehículo de Peugeot con carácter más deportivo en el País.
Al ronroneo del motor 1.6 litros turbo que se amplifica en el habitáculo y una suspensión ligeramente rígida que evita que el vehículo se balancee al tomar una curva en la autopista se añade un pequeño volante que da la sensación de que se está conduciendo un go kart.
Por fuera, el 308 GT cuenta con un aspecto sofisticado con rines diamantados de 18 pulgadas y un difusor color negro lacado en la parte trasera el cual es acompañado de un escape doble cromado.
Tanto el aire acondicionado como la música se controlan desde la pantalla táctil de 9.7 pulgadas, por lo que el tablero tiene un aspecto minimalista, con muy pocos botones y que, quizá, para algunos, luzca austero.
Frente a sus rivales alemanes y japoneses, el 308 GT presume una personalidad más refinada, nada más basta echarle ojo a ese inmenso techo panorámico que llega a la segunda fila. Sí, la deportividad también va bien con la elegancia francesa.