La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros informó que durante el 2017 se registraron 8.7 millones de reclamaciones en el sector bancario, de las cuales el 75% fueron originados por un posible fraude, es decir, 6.5 millones.

Detalló que las reclamaciones por un posible fraude con tarjeta de crédito y débito sumaron 6.4 millones, que representa un 25% más que en 2016, donde el 58% se generó por la primera opción y el 42% por la otra.

El medio donde se originó el posible fraude con tarjeta de crédito y débito fue principalmente por comercio electrónico (51%), terminal punto de venta (32%), comercio por teléfono (11%) y cajero automático (3%).

De los 3.7 millones reclamaciones por un posible fraude en tarjeta de crédito, el 40% fueron con la clásica, 35% con la oro, 22% con platino y el resto empresarial. Representando un total de 1 millón 457 mil 83 personas afectadas, con un monto reclamado de 6 mil 859 mdp y un porcentaje de abono del 75%.

Las instituciones que concentraron el mayor número de quejas en tarjeta Clásica son BBVA Bancomer (440 mil 601), CitiBanamex (378 mil 209) e Inbursa (207 mil 55). En tarjeta Oro: Bancomer (350 mil 866), Santander (306 mil 940) y Citibanamex (281 mil 92). Respecto a la tarjeta Platino: Santander (217 mil 402), CitiBanamex (192 mil 419) y BBVA Bancomer (179 mil 828).

Por su parte, de los 2 millones 707 mil 706 reclamaciones por un posible fraude en tarjeta de débito, el 76% fue en el producto de cuenta de Nómina y 24% en cuenta de Depósito; afectando a un total de 1 millón 7 mil 263 personas, con un monto reclamado de 3 mil 580 mdp y un porcentaje de abono de 51%.

Las instituciones que registraron el mayor número de quejas en el producto de  cuenta de Nómina son Banorte-IXE (594 mil 57), BBVA Bancomer (589 mil 256) y Santander (442 mil 673). Por cuenta de Depósito: Citibanamex (274 mil 71), HSBC (96 mil 686) y Banco Azteca (60 mil 163).

Finalmente, la Condusef reportó que el año pasado hubo un total de 3 millones 258 mil 998 reclamaciones de estas tarjetas por Comercio Electrónico, 103% más que en 2016, lo que representa un monto reclamado total de 3 mil 768 mdp y un porcentaje de abono de 85%.