Durante el transcurso de la mañana del domingo, fue localizado un vehículo que estaba abandonado sobre el Blvd. Luis Donaldo Colosio y estaba siendo consumido por el fuego.
Unos guardias de seguridad de un colegio, lograron sofocar el incendio con unos extintores, aunque no se pudo evitar que el coche quedara completamente calcinado.
La Fiscalía General del Estado inició una carpeta de investigación ante estos hechos, en virtud de que aparentemente el incendio fue provocado intencionalmente.
Además de ello, el vehículo no cuenta con reporte de robo y su propietario radica en la colonia Anáhuac, en la Ciudad de México.
Fue aproximadamente a las 12:00 del día, cuando policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, atendieron un reporte de un coche que estaba incendiándose en el Blvd. Luis Donaldo Colosio.
A la llegada al lugar de los hechos, vigilantes de un colegio privado ya habían sofocado el fuego con unos extintores.
En el lugar se ubicó un automóvil color blanco, modelo 1989 y con placas de circulación 474-NVC del Distrito Federal, mismo que se encontraba completamente calcinado.
Los mismos vigilantes indicaron que dicho automóvil había sido abandonado en ese lugar desde la madrugada del domingo.
Posteriormente, durante el transcurso del día, detectaron a un hombre que se alejaba corriendo de ese lugar y momentos después el vehículo comenzó a incendiarse.
Al lugar de los hechos llegaron Bomberos Municipales de Aguascalientes y agentes del Grupo Localización de Vehículos de la PME, quienes tras consultar la base de datos del Registro de Vehículos Robados y Recuperados del Sistema Nacional, reveló que dicha unidad automotriz no cuenta con reporte de robo.
Además de ello, su propietario de nombre Ángel Alfonso, tiene su domicilio en la Ciudad de México.
Ante lo misterioso de este caso, peritos en Criminalística de la Dirección de Investigación Pericial, arribaron al lugar de los hechos, a fin de recabar indicios y realizar los estudios correspondientes, para determinar las causas del siniestro.