Un juez de Control del Centro de Justicia Federal con sede en Aguascalientes, vinculó a proceso a los tres policías ministeriales capturados por agentes de la Policía Federal Ministerial, por estar involucrados en la desaparición de un “pepenador”.
El agente del Ministerio Público Federal los imputó como presuntos responsables del delito de desaparición forzada de personas. Además, se les impuso la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que deberán de permanecer recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes” y se dio un plazo de 3 meses para el cierre de la investigación complementaria.
Quienes en audiencia celebrada en el Centro de Justicia Federal fueron vinculados, son el ex comandante de la Unidad de Combate al Narcomenudeo de la FGE; Gerardo Omar R. A.; el ex comandante del Grupo Anti-Secuestros de la PME, Pablo Alejandro T. M. y el agente ministerial Víctor Alejandro E. G.
Apenas el domingo pasado, también fue vinculado por el mismo delito el ex titular de la Policía Ministerial del Estado, René Alejandro C. D.
Todos ellos fueron detenidos durante el 1 y 2 de abril, en operativos llevados a cabo por policías federales ministeriales en cumplimiento a órdenes de aprehensión giradas en su contra por el delito de desaparición forzada de personas.
El ex comandante del Grupo Homicidios de la PME, Omar E. P. se encuentra prófugo y ya es buscado por la INTERPOL, tras activarse la “ficha roja” para dar con su paradero, ya que se presume huyó a Estados Unidos.
En base a investigaciones realizadas por la Fiscalía General de la República que comprendieron diversas entrevistas, periciales, trabajo de campo y análisis, permitieron identificarlos como los presuntos responsables de la desaparición forzada de un pepenador ocurrido el 6 de diciembre del 2018.
En estos mismos hechos participó el comandante Jaime T. P., quien posteriormente se suicidó mientras estaba recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.