En Aguascalientes no están asentadas grandes estructuras de células de la delincuencia organizada que pudieran desencadenar serios problemas como los registrados en otras partes del país, dijo el vicefiscal de Asuntos Jurídicos de la Fiscalía General del Estado, Francisco Martínez.
Explicó durante una entrevista, que es el narcomenudeo el delito que mantiene en jaque a las autoridades.
Si bien, reconoció que en Aguascalientes las ejecuciones se han ido registrando hasta en cierto caso con mayor frecuencia, detalló que obedece a grupos de pandillas dedicadas al narcomenudeo, mismos que pretenden ir ganando terreno, lo que genera los violentos hechos. Por lo cual, agregó que debería de existir coordinación entre todas las corporaciones para garantizar la estabilidad social.
El vicefiscal precisó que afortunadamente en el centro del país la delincuencia organizada no está impactando directamente, pues sólo se registran actos aislados efectuados por pequeños grupos antagónicos.
«El tema ha sido complicado en todo el país. Recordemos lo que pasó hace algunos días en Culiacán, en Michoacán o en Guanajuato. De alguna forma también nos pega a nosotros aunque por fortuna es de rebote».