Los ataques cibernéticos a las empresas en nuestro país crecieron 142% entre los años 2015 y 2017, superando los 16 mil 900 eventos en el territorio nacional, informó la Policía Federal.
Al presentar a nivel nacional el primer Manual Básico de Ciberseguridad para las micro, pequeñas y medianas empresas, la institución refirió que de acuerdo con reportes de la industria de seguridad informática, cada ataque cibernético exitoso dirigido a una Pyme podría ocasionar en promedio una pérdida de hasta 50 mil dólares.
Esto indudablemente significa para la gran mayoría de unidades de negocio, un daño suficiente para ocasionar el cierre de la empresa, explica el documento que tiene como propósito mostrar las principales líneas de acciones para reducir riesgos vinculados a amenazas cibernéticas.
El manual dirigido a las Mipymes destaca que entre las principales amenazas cibernéticas que podrían afectarlas se encuentran el “phishing”, la revelación de secretos comerciales, la venta fraudulenta de artículos o servicios y el mal uso y robo de información de datos personales, entre otros; además, que el eslabón más débil en la cadena sigue siendo el de recurso humanos.
El documento subraya que el segmento de las Mipymes representa el 99.8% de todas las empresas en el país, las cuales generan alrededor de 65 millones de empleos, que son el 72% del total en México.
Además, significan el 52% del Producto Interno Bruto y en su dinámica productiva han avanzado en la adopción de las tecnologías de la información y comunicaciones, por lo que el 47% de ellas dependen del Internet para su operación.
Tal circunstancia les ha vuelto vulnerables a la amenaza de la ciberdelincuencia, por lo que la Policía Federal a fin de proveer una herramienta práctica que permita aminorar esos riesgos, alerta a este sector y sobre todo les dota de elementos para la prevención.
El manual orienta a emprendedores y empresarios sobre buenas prácticas en la materia, que incluye además recomendaciones para el debido cumplimiento de obligaciones respecto del manejo de información privada de acuerdo a las disposiciones aplicables.