Por FRANCISCO VARGAS M.

El joven matador de toros yucateco Michel Lagravére, recuperado de las lesiones que sufrió en espalda y rodilla, comenzó su etapa de rehabilitación y alistamiento, todo con miras para retomar su actividad taurina profesional y reaparecer vestido de luces.
Dentro la preparación que lleva a cabo, además de sus entrenamientos de salón, se encuentra realizar labores en el campo, por lo que ha estado visitando diferentes ganaderías entre ellas San Salvador, donde ha podido ir poniéndose a tono para volver a calzarse el terno de luces el próximo 6 de diciembre en Kantunilkín.
El año 2019 iniciará el mismo toreando el 3 de enero en Tizimín, posteriormente actuará el día 14 en Juchipila y el domingo 3 de febrero en Valladolid.
Michel Lagravére con seis años de alternativa y más de 90 corridas en su haber, se muestra más que contento por estar nuevamente en acción; esperando que el 2019 sea también importante para su carrera. Así se lo deseamos.