Con el fervor del mundial a todo lo que da, otros eventos deportivos quedan opacados por la gran pasión que genera el futbol, pero un equipo mexicano hizo historia el día de ayer al coronarse tricampeón del Mundial de Futbol Americano Universitario que vivió su tercera edición, marcando ya un legado juvenil en los emparrillados que ha sido para los mexicanos una satisfacción enorme al ganar el torneo por tercera vez consecutiva. Las primeras dos fueron en Uppsala Suecia en 2014 y en Monterrey en 2016. Esta edición se jugó en China, y ahí México llegó a la final tras hacer pedazos a Corea del Sur y a China, a los que dejó en cero puntos, mientras que en el partido más complicado pudo superar a Estados Unidos por 20-17 para llegar a la gran final donde se enfrentó a Japón.
El duelo comenzó complicado para México que se fue abajó en el marcador con un corto gol de campo de Japón. Durante todo el primer cuarto los mexicanos no encontraron la manera de perforar la defensa nipona. Sin embargo, a partir del segundo episodio el encuentro se vistió tricolor ya que llegaron anotaciones por todas las vías posibles en lo que terminó siendo una nueva paliza a favor de México. El partido terminó 39-3 para los mexicanos que lograron el tricampeonato del mundial, marcando unas diferencias notables con los distintos equipos en un logro que debe ser reconocido por el deporte mexicano.