Más allá de ideologías y colores partidistas, se necesitan líderes que oxigenen al país, con ánimo para fortalecer el espíritu emprendedor y anticiparse al cambio, por ello este año es crucial para la nación, se concluyó durante el encuentro “Construyamos el México que queremos”.
En el evento, organizado por la Unión Social de Empresarios de México (USEM) que preside Juan Carlos Soledad Pérez, se dejó en claro que esos líderes deben ser éticos, con una profunda convicción democrática, mente abierta y creativa para corregir el rumbo y acelerar el paso.
Con la participación de empresarios locales, representantes de la jerarquía católica y académicos, este espacio de diálogo planteó a los participantes las características del país que se desea, ante el escenario de cambios gubernamentales que se experimentarán este 2018.
En ese sentido, Soledad Pérez explicó que el tema del México que queremos tiene que ver precisamente con esa coyuntura en la cual la vida democrática debe ampliarse hacia una sociedad civil que participe y se involucre con la vida diaria del país.
De ahí el planteamiento hecho por la USEM nacional que lleva a cabo también este tipo de eventos en todas sus representaciones y lo ha hecho a lo largo de 20 años, de tener un país que cuente con gobiernos honestos, empresas íntegras y ciudadanos participativos.
Al respecto, indicó que no se habla solamente de políticos y la muy urgente necesidad de ética en quehacer, sino también de empresas a las que corresponde adoptar y actuar con códigos de ética y fomentar una cultura de integridad.
El encuentro USEM propuso que la política recupere su papel como un espacio que convoca al diálogo de manera franca, plural, abierta y con respeto; es decir, un foro en donde las ideas se puedan debatir y confrontar libremente para crecer como sociedad.
En ese contexto, se analizó que este año, como cada seis, se elegirá a un presidente que dirija al Gobierno, solucione problemas y enfrente nuevos desafíos, y se hace además con la esperanza de marcar una diferencia positiva en el rumbo del país, la vida personal y la de las familias.
“De tal manera que este periodo electoral brinda la oportunidad de celebrar un ejercicio de diálogo, en el que todos los ciudadanos participen en una conversación honesta sobre la construcción del país que queremos”.

¡Participa con tu opinión!